Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Narcos: balean móvil con acusados de matar a jefe de "Los Monos"
Ocurrió en la autopista Rosario-Santa Fe cuando eran llevados en un móvil del Servicio Penitenciario provincial a la cárcel de Coronda
21 de marzo de 2017
El narcotráfico empieza a subir de tono en la Argentina.

Un móvil del Servicio Penitenciario provincial que trasladaba a tres acusados del homicidio de Claudio "Pájaro" Cantero, jefe de la banda narcocriminal "Los Monos", fue atacado en la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura del kilómetro 7, desde un Volkswagen Bora.

Si bien no se dio por el momento información oficial, habría agentes heridos.

En el vehículo iban, en dirección al penal de Coronda, Luis "Pollo" Bassi, Milton Damario y Facundo "Macaco" Muñoz, quienes están siendo juzgados por el crimen del líder de "Los Monos", ocurrido en 2013.

Se investiga si fue un ataque contra los acusados o si se trató de un operativo para intentar rescatarlos.

El juicio está llegando a su fin. Hoy la fiscal Cristina Herrera presentó los alegatos de clausura con el pedido de duras penas para los imputados: solicitó prisión perpetua para Damario y Muñoz, acusados de ser los autores materiales del homicidio, y reclamó 22 años de encierro para Bassi, sindicado como el ideólogo del asesinato.

​En su caso, la fiscal no aplicó el agravante de la "alevosía" debido a que a lo largo de todo el juicio no se pudo comprobar que ordenara cometer la ejecución bajo esa figura. Para el cuarto imputado, Osvaldo "Popito" Zalazar, acusado de ser el proveedor de las armas utilizadas la madrugada del homicidio, pidió 6 años de cárcel por el delito de tenencia de armas de fuego de uso civil y de guerra.

En sus alegatos de apertura, Herrera detalló que Bassi, líder de una banda narco enemistada con "Los Monos", le ordenó a sus soldados (Damario y Muñoz) que había que "matar a un Cantero", en alusión al clan familiar que controlaba gran parte del negocio de la droga de Rosario.

​El plan -según la funcionaria judicial- tenía como objetivo “ganar terreno y poder” en el millonario negocio del narcotráfico.

​La noche del 25 de mayo de 2013, "El Pájaro" Cantero (28 años) salió de fiesta junto a un grupo de amigos. A las cinco de la mañana decidió trasladarle al boliche Infinity Night, ubicado en Villa Gobernador Gálvez, territorio de Bassi. Al no poder estacionar en la puerta del lugar, detuvo la marcha de su auto en un portón de una fábrica lindera a la disco. Cantero bajó y se apoyó contra una pared para orinar.

Según la reconstrucción de la fiscalía, Damario y Muñoz lo estaban esperando arriba de una camioneta. Lo ejecutaron con “una lluvia de balas”. “Fue un crimen con alevosía. Prepararon la ejecución y abrieron fuego sabiendo de quién se trataba.

"Los acecharon y lo ultimaron con más de 20 disparos”, contó la fiscal. Y agregó: “No querían ni su dinero, ni su lujoso auto. Solo su vida”.​