Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Separan a comisario de la Bonaerense por casos de corrupción
Investigan irregularidades en la facturación de horas extras de los efectivos, las compras de repuestos y hasta el robo de combustible
8 de mayo de 2017
La corrupción policial recibió hoy un golpe al detectarse malversación de fondos destinados a horas extras, maniobras para obtener fondos de la reparación de vehículos y hasta “robo hormiga” de combustible.

Por la combinación de esas y otras irregularidades, la auditoría de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense relevó al jefe de una repartición de La Plata y sancionó a otros dos oficiales. Se trata del Grupo de Acción Departamental (GAD), una brigada de apoyo para actuación en casos urgentes y desplazamiento en el territorio que forma parte de la las agrupaciones operativas de la Departamental La Plata.

Según una denuncia que presentaron integrantes de esa dependencia ante AI, los oficiales a cargo del GAD fraguaban planillas de “policía adicional” (POlad), facturaban repuestos y autopartes para vehículos que estaban fuera de circulación y hasta “vaciaban” los tanques de combustible para venderlo en el mercado informal.

Por eso, los auditores se infiltraron varias semanas hasta detectar esas acciones irregulares y luego hicieron un procedimiento en la sede del GAD y en un taller de Los Hornos donde realizaban la extracción de nafta y otras estafas con los patrulleros en reparación. Según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad, el jefe del GAD La Plata, subcomisario Miguel Maldonado, y otros dos oficiales fueron desafectados del servicio.

Pero la trama incluiría otra maniobra que involucraría al recientemente desplazado jefe de la Departamental La Plata, comisario general Fernando Grasso.

De acuerdo con la denuncia, el GAD se mudó al predio de 157 y 510, cerca de unos terrenos que pertenecerían a personas vinculadas al jefe policial que hace una semana pasó a retiro. Hasta fines del año pasado, los 50 agentes del grupo tenían su sede en la zona de diagonal 74 y 63, más cerca del centro. “Debemos recurrir a operativos que solicitan jueces y fiscales.

Allanamientos, ingresos por la fuerza, manifestaciones. Si estamos a 20 kilómetros de la ciudad resulta poco práctico”, explicó a Clarín un oficial del GAD. Los investigadores buscan determinar los motivos de la mudanza. Según las explicaciones oficiales, Grasso fue relevado porque ya tenía los años de servicio para jubilarse.

Sin embargo, su desplazamiento se dio poco después de que Asuntos Internos investigara su vinculación con el hallazgo de sobres con coimas en la sede de la Departamental de La Plata.

En ese expediente, que ahora fue a juicio oral, hay nueve policías acusados de asociación ilícita.