Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los videos que confirman el sufrimiento de Lady Di
Con un valor testimonial e histórico, la princesa de Gales reveló lo que era un secreto a voces sobre su infelicidad y la traición del Príncipe Carlos
7 de agosto de 2017
Finalmente fueron reveladas las confesiones más íntimas de la princesa Diana de Gales, para reforzar el escándalo sobre los padecimientos que le provocó el Príncipe Carlos, quien la traicionó durante todo su matrimonio.

La televisión británica emitió videos grabados por su profesor de oratoria.

Las críticas no tardaron en llegar, de parte tanto de familiares como de allegados a la fallecida ex esposa del príncipe Carlos.

A pesar de las presiones por parte de antiguos amigos y familiares de Lady Di para evitar la emisión del documental, la cadena británica Channel 4 emitió el programa elaborado a partir de cintas que la princesa grabó entre 1992 y 1993, durante unas sesiones privadas para mejorar su oratoria.

En los videos la princesa habla de su vida sexual con el príncipe Carlos, también de su amor por un guardaespaldas y cuenta cómo la Reina Isabel II no la ayudó cuando buscó consejo sobre su crisis matrimonial que atravesaba a causa de la infidelidad de su marido con su actual esposa, Camilla Parker Bowles.

"Diana: In Her Own Words" ("Diana: En sus propias palabras") revela las dificultades que minaron su relación con Carlos, del que se separó en 1992 y con el que mantenía relaciones sexuales "una vez cada tres semanas" hasta que nació su segundo hijo, Enrique, tras lo cual esos encuentros terminaron, según ella misma relata.

Los videos fueron grabados en el Palacio de Kensington, cuando Diana tomaba clases con su profesor de oratoria Peter Settelen, quien fue contratado para ayudarla a hablar mejor en público.

Durante las grabaciones, Diana reveló que "sólo había visto a Carlos 13 veces antes de su boda".

"Él me llamaba todos los días y luego no me contactaba por semanas. No fue muy consistente en su cortejo", expresó Diana, quien sostuvo que "la criaron de tal manera que cuando se comprometía con alguien, lo quería".

También confesó a su profesor que durante su matrimonio "el príncipe Carlos sólo quería tener relaciones sexuales una vez cada tres semanas".

"Yo quería desesperadamente que funcionara, porque amaba desesperadamente a mi marido", afirmó la princesa, quien se refirió además a lo "difícil" que resultó el embarazo de su hijo Guillermo "sabiendo que su marido estaba teniendo un romance con Camilla".

Según Diana, el príncipe Felipe, padre de Carlos, le había dado permiso para continuar su relación con Camilla.

"Recuerdo haber dicho a mi esposo ¿por qué, por qué esta señora (Camilla)? Y me dijo: ‘bueno, me niego a ser el único príncipe de Gales que nunca tuvo una amante’", reveló sobre la respuesta de Carlos a su reclamo.

Diana, quien había desarrollado bulimia en ese tiempo, confesó además que "todo el mundo en la familia sabía de su problema" y que "culparon a la enfermedad por el fracaso del matrimonio".

El documental indica que mientras Carlos mantenía una relación extramatrimonial con Camilla Parker -actual duquesa de Cornualles y segunda esposa del heredero al trono-, Diana se veía en secreto con el oficial de la marina británica James Hewitt.

Las conversaciones grabadas por su profesor de oratoria, Peter Settelen, revelan además que Diana se enamoró con 24 años de un hombre que trabajaba en su "entorno", al que los medios británicos identificaron con el guardaespaldas Barry Mannakee.

De Mannakee dijo, en una parte de las grabaciones que no fueron incluidas en el documental pero que revelaron diarios británicos, que "fue el mejor amante que había tenido".

En la grabación afirmó también que estaba "feliz" y que "quiso dejar a la familia real para estar con él".

El guardaespaldas fue apartado del servicio en el palacio de Kensington en 1986 y murió meses después en un accidente de motocicleta. "Carlos me dijo: 'Se ha matado en un accidente de moto'. Debo decir que ese fue el mayor golpe de mi vida", relata Diana, según la transcripción de unas cintas (que no llegaron a ser incluidas en el documental) que ya se habían visto en Estados Unidos, aunque no en el Reino Unido. Esas transcripciones fueron publicadas por el tabloide “The Sun”.

Después del trágico choque en el puente del Alma de París, en el que murió Lady Di, su mayordomo, Paul Burrell, se quedó con las delicadas cintas con sus confidencias.

El hermano de Diana, Charles Spencer, inició una batalla legal para recuperarlas, pero al final regresaron a la custodia del hombre que las grabó, Peter Settelen, que las vendió a Channel 4 por un monto no revelado.

En su intento por evitar que estas grabaciones vieran la luz, Spencer envió una carta al canal alertando que su difusión dañaría a los príncipes Guillermo y Enrique.

Rosa Monckton, una de las mejores amigas de Diana, dijo que mostrar los videos era "intrusivo", mientras que la autora real Penny Junor argumentó que no había "justificación" para ventilarlos.


Pero finalmente la verdad salió a la luz, en su forma más descarnada.