Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ecuador cayó con Brasil y quedó casi eliminado
31 de agosto de 2017
Brasil sudó para vencer 2-0 a Ecuador en el frío de Porto Alegre (sur), pero logró su novena victoria consecutiva en las Eliminatorias Sudamericanas para el mundial de Rusia 2018, en la que ya está clasificada, complicando aún más la situación de la Tri, obligada a sumar contra Perú para seguir con vida.

Tras una primera parte donde brilló menos que en las últimas ocasiones, la pentacampeona del mundo consiguió romper el bloqueo de los de Gustavo Quinteros en la segunda gracias a los tantos de Paulinho (68) y Philippe Coutinho (75).

Quiso el destino que este año de éxitos, redenciones y números redondos se completara para Tite ante el mismo Ecuador contra el que se estrenó brillantemente hace justo doce meses y, además, en su querida tierra gaucha.

Todo había cambiado desde aquella tarde en Quito en la que Brasil se sacudió por fin el duelo de su Mundial y se atrevió a mirar al frente, empujada por el aire fresco que venía del banco.

Entonces la canarinha era sexta y ahora la primera del ranking FIFA y con las maletas listas para Rusia.

En este juego de espejos, el peor reflejo era para Ecuador, que llegaba por el camino inverso, sexto, con su co-liderato de hace un año consumido en un lejano recuerdo y la soga al cuello.

No estaban los de Quinteros para celebrar efemérides y menos después de que el inesperado tropiezo de Chile o el sorprendente empate de Colombia les subieran el pulso: ya no hay certezas en un fútbol sudamericano que no cerrará su vuelo hacia Rusia hasta el último momento.

Sabía muy bien esta Tri asolada por las bajas que el valioso empate solo vendría tras un riguroso ejercicio de resistencia y apretaron los dientes cuando el revalorizado Paulinho enfiló su área, se deshizo de tres marcadores y les dio el primer susto.

Tampoco se saldría del guión el peligroso lanzamiento de Willian poco después, recordando por qué Tite le había elegido por encima del observado Coutinho.

Los misterios del enloquecido mercado de fichajes, en el que Liverpool y Barcelona apuran deciden su futuro, le habían devuelto la titularidad al centrocampista del Chelsea y, con él, Tite repetía el mismo once de hace un año.

Pero, por mucho que el seleccionador grite a los cuatro vientos que, pese a la temprana clasificación sus jugadores mantienen la presión, el éxito le rebajó un poco el hambre a este Brasil que pasó un año mordiendo.

Llevaba la iniciativa la canarinha, se arrancaba Neymar y Gabriel Jesús le daba la noche a Banguera, pero le faltaba veneno ante un Ecuador al que el empate le parecía una excelente noticia.

Funcionaba, de momento, las estrategia diseñada por Quinteros para parar a la nueva estrella del París Saint Germain.

Marcado con contundencia, Ecuador se esforzaba por cerrarle el paso al fichaje más caro de la historia, que rodó varias veces por el gramado, forzó la tarjeta de Martínez y se llevó después otra para él, sumando la quinta en estas eliminatorias.

Ni el frío, ni las piernas aún pesadas de una temporada europea apenas arrancando contribuían tampoco para el brillo, y a la exigente Arena do Gremio se le escapó algún silbido al descanso al no reconocer en esta Seleçao correcta las maravillas que les habían contado.