Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un mapuche dijo ver cómo Gendarmería se llevaba a Maldonado
Afirma que lo observó todo con binoculares. Declaró a cara descubierta. Otros mapuches desmintieron a la fiscal Avila, quien dijo que no se pudo rastrillar la zona porque se lo impidieron
5 de septiembre de 2017
A cara descubiera, un miembro de la comunidad mapuche denunció haber visto cómo gendarmes se llevaban a Santiago Maldonado el primer de agosto último, desde que está desaparecido.

Luego de que pasaran más de treinta días sin novedades sobre el paradero del artesano, cuatro integrantes de la comunidad mapuche que estuvieron presentes aquel primero de agosto en el lugar, declararon ante el juez Guido Otranto en el juzgado de Esquel y afirmaron -a cara descubierta- cómo la Gendarmería se llevó al joven artesano.

También desmintieron el informe de la fiscal Silvina Avila en el que asegura que no pudieron rastrillar la zona porque los mapuches se lo impidieron: “Es falso, pudieron recorrer toda la zona con helicópteros y drones”, dijeron.

Los integrantes de la comunidad Pu-Lof que ahora declararon a cara descubierta frente al juez, ya habían declarado encapuchados ante la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) . Quien brinda detalles concretos sobre lo que ocurrió fue Matías Santana: “Yo vi cómo a Santiago se lo llevó Gendarmería”.

El hombre contó en la puerta del juzgado cómo fue el paso a paso de lo que ocurrió el 1 de agosto: “Desde el 31 los gendarmes estaban en la zona, pero fue al otro día a la mañana que deciden ingresar a nuestro territorio. Entraron reprimiendo a los integrantes de la comunidad, con armas y con una balacera. Tuvimos que replegarnos hasta el río, yo para escapar agarré un caballo y crucé el río hasta subir a una loma”.

Sin poder dejar de respirar, Santana continuó: “Desde la loma pude ver con unos binoculares, cómo tres gendarmes golpeaban un bulto que tenía una campera celeste, una campera que yo le había prestado a Santiago esa misma mañana. Después de que le pegan, cargan el bulto y lo llevan hasta un Unimog, que luego pasan a una camioneta blanca que se dirige por la ruta 40 rumbo a Esquel”.

Santana no duda ante la consulta de este diario sobre si Gendarmería se llevó al joven artesano: “No tenemos dudas, yo ví como a Santiago se lo llevó la Gendarmería”. Cuando fueron consultados sobre el motivo del porqué esperaron 34 días para declarar a cara descubierta, Santana dijo: "Porque ahora tenemos el apoyo de toda la sociedad. Aunque sabemos que seremos perseguidos, estamos confiados en que gran parte de la gente nos apoya".

Varios de estos relatos habían tenido una versión anterior hecha en Cushamen realizada frente a integrantes del PROCUVIN. Según pudo averiguar este diario, el juez tuvo acceso a estos relatos pero nunca lo convencieron del todo porque consideraba que tenían contradicciones y vacíos difíciles de soslayar. Por otro lado, ninguno de estos testimonios había sido incluido en la causa debido a las condiciones en que fueron hechos. Es decir, con los rostros tapados, sin declarar nombre y DNI y en el Pu Lof. Los mapuches afirman que ahora esa situación sienten que cambió.

Quien también participó de la conferencia fue Soraya Maicoño, otra de las personas que declararon frente a Otranto. La mujer fue directa contra la Gendarmería y además cargó contra el informe de la fiscal Silvina Avila, en el que asegura que la comunidad mapuche les impidió rastrillar la totalidad del terreno en el que ocurrieron los hechos porque lo consideraban “territorio sagrado”.

“Eso es falso”, afirmó Soyara: “Revisaron todo el terreno con helicópteros y drones, nunca se lo impedimos. Pudieron recorrer toda la zona. El territorio sagrado existe en nuestra comunidad, pero es mentira que no pudieron ingresar. Lo hicieron a pesar de nuestro pedido de que no entraran, pero es mentira que les obstruimos la búsqueda”.