Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
11 de diciembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Argentina se mete en el Mundial de Rusia de la mano de Messi
El astro convirtió los tres goles con que la Selección venció a Ecuador y clasificó tras la angustia
10 de octubre de 2017
Tras la angustia, la Argentina estará finalmente en el Mundial de Rusia 2018 gracias a que el genio de Lionel Messi frotó la lámpara para revertir un sorpresivo gol tempranero de Ecuador que paralizó el país.

Messi marcó tres golazos -el tercero con una exquisita definición por encima del arquero- para llevar tranquilidad a los millones de argentinos que se mordían las uñas en cada rincón del país.

Fue 3 a 1 ante un Ecuador que sorprendió con un gol antes del minuto ante una defensa argentina desorientada.

Messi fue el dueño casi absoluto de la clasificación.

Mostró su magia a pleno en un partido en que el futbol argentino corría el riesgo de consumar el mayor fracaso de su historia: tener al mejor del mundo y quedar afuera de un Mundial.

Con la espada de Damocles sobre la cabeza, Messi asumió como nunca su rol de líder indiscutido en un partido que quedará en la historia del seleccionado, pero habrá que hojear el archivo de esta Eliminatoria para magnificar cuánto hizo para que hoy haya celebración en Argentina.

Fue el goleador del seleccionado con 7 goles, pese a las lesiones y a la suspensión. Hizo cinco goles más que sus compañeros que le siguieron en la tabla: Ángel Di María, Lucas Pratto y Gabriel Mercado, los tres con dos goles.

Los centrodelanteros, al margen de Pratto, que jugó poco y solo en el proceso de Edgardo Bauza, brillaron por su ausencia. Gonzalo Higuaín hizo un gol y Sergio Agüero ninguno. Jorge Sampaoli tendrá al fin la paz que necesita para elaborar una lista de futbolistas para amistosos y la definitiva para el Mundial, pero sobre todo, tiempo para diseñar una línea de juego que aún no evidenció.

El entrenador casildense, que pudo respirar al fin y celebrar su primera victoria en un partido oficial, en el del todo o nada, arriesgó con jugadores de poco recorrido en el seleccionado y escaso conocimiento con los que integraban el cuerpo estable.

La acertó con Enzo Pérez y en evitarle el retroceso a Ángel Di María, quien levantó un tanto su nivel, aunque lejos de ser el volante incisivo que lo llevó a los mejores equipos de Europa.

También la dirigencia, que desde hace tiempo enhebró equivocaciones, poniendo y sacando entrenadores, y cambiando de estadios por hache o por be, podrá llamarse a sosiego para recapacitar. El abrazo del presidente Claudio Tapia a Messi es un buen comienzo para agradecerle la gesta.

Argentina está en el Mundial y todo el fútbol se lo debe a Messi.