Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de enero de 2018
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
ARA San Juan: dicen que la Armada no compró baterías nuevas para "ahorrar"
En un comunicado, la firma Ferrostaal explicó que en las reparaciones de media vida "solo se renovaron las celdas de baterías" para bajar "costos"
14 de diciembre de 2017
La empresa alemana Ferrostaal informó este miércoles que la Armada Argentina decidió no adquirir nuevas baterías sino renovar las celdas de baterías en la reparación de media vida que le realizó al submarino ARA San Juan, entre 2007 y 2014.

La firma explicó que la decisión de la Armada fue para "ahorrar". Ferrostaal, proveedora de servicios industriales, emitió un comunicado a pocas horas de cumplirse un mes del último contacto del submarino, cuya búsqueda continúa en aguas del Atlántico Sur.

Según señalaron, la compañía firmó en 2005 un contrato con la Armada para proveer repuestos y soporte técnico de las baterías, en el marco de la reparación de media vida que se le realizó al sumergible entre diciembre de 2008 y junio de 2014.

En el comunicado se aclaró que el proveedor y socio contractual de la Armada fue la empresa alemana Hawker GmbH, que ya había sido la proveedora de las baterías durante la construcción del submarino, en Alemania, en 1983, en los astilleros de Thyssen.

"Para ahorrar costos en el pedido de la Armada las baterías no iban a ser reemplazadas por completo, solo las celdas individuales. El recambio fue realizado por la Armada argentina en el astillero Tandanor", indicó Ferrostaal, según la información que poseen.

La compañía agregó que conoció las versiones sobre las sospechas de corrupción y de defectos de calidad de los componentes de las baterías suministradas desde Alemania a través de la información difundida por los medios argentinos después de la desaparición del submarino.

"Ferrostaal GmbH no tiene ningún indicio de irregularidades en relación con la conclusión, adjudicación y ejecución de la orden de entrega. Además, no tenemos ningún indicio de que Hawker GmbH haya entregado productos de menor calidad en virtud del contrato, cuando trabajó en la construcción del submarino", subrayó la compañía.

Finalmente, desde la compañía alemana señalaron que "no es profesional entrar en especulaciones sobre las piezas utilizadas para la reparación, instalación y mantenimiento" y las causas que podrían haber tenido en el desenlace –aún incierto– del ARA San Juan.