Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de septiembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
De terror: asesino del taxista casi mata a un amigo en 2013
El juez lo deja aún estar en libertad a pesar de que Esteban González tenía un peligroso antecedente. La 'Justicia' al servicio de la violencia
13 de julio de 2019
“Se le salió la cadena y terminé con una placa de titanio”. Con esa frase, un ex amigo de Esteban González, el hombre que mató a golpes a un taxista en Ensenada, reveló que ya había sufrido la violencia homicida del hombre al que un juez dejó en libertad a pesar de su accionar brutal.

El miércoles último, en Ensenada, González -conductor de una camioneta- se enfureció con un taxista y lo golpeó salvajemente.

La víctima, Jorge Gómez, de 52 años, falleció este viernes, tras permanecer en coma.

Su agresor se encuentra en libertad por una cuestión judicial por la absurda forma en que el juez Juan Pablo Masi interpreta la ley.

Ahora, trascendió que este no es el primer episodio de violencia de González.
En enero de 2013, le propinó una paliza similar a un amigo con el que se había ido de vacaciones a Mar del Plata.

A diferencia de Gómez, el joven sobrevivió y este viernes contó cómo fue el violento hecho. “La saqué barata. Me dejó con serios traumatismos. Me propinó la misma cantidad de piñas. Quedé con una placa de titanio. Perdí un poco la visión. Después de varios meses volvió todo a la normalidad, pero después de algo así, nada vuelve a la normalidad”, relató Gabriel.

En diálogo con Telefe Noticias, el joven precisó que él y González iban “al mismo colegio” y formaban parte del “mismo grupo de amigos”, por lo que decidieron vacacionar juntos.

Sobre el ataque que recibió, contó que el hombre “se enojó por una cosa básica que cualquier persona normal al otro día puede charlar”. “Estábamos durmiendo. Yo estaba acostado, mi lado derecho de la cara estaba expuesto y me propinó muchas piñas. Si no estaban mis amigos, no la contaba. Se le salió la cadena, por decirlo así. Y fue lo mismo. Cuando vi lo que le pasó al taxista, sentí los golpes en carne propia”, relató.

Si bien presentó la denuncia correspondiente, Gabriel no pudo seguir con la causa.

“Como aconteció en Mar del Plata teníamos que seguirla allá. Tuvimos que volver y por cuestiones económicas no se siguió”, precisó. El joven se encargó de dejar en claro que González es una persona violenta. “Siempre tenía comportamiento que no eran normales, eran agresivos. Es como se maneja”, cerró.