Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de enero de 2022
Seguinos en
Hace 190 años San Martín liberaba a Chile
Venció en Maipú en una demostración de virtuosismo en la estrategia militar. Liberó a Chile y abrió el camino para la Independencia del Nuevo Mundo
5 de abril de 2008
Por Roberto Aguirre Blanco.

El 5 de abril de 1818 el general José de San Martín demostró sus cualidades naturales para la guerra y venció en la estratégica batalla de Maipú, con un ejército con menos hombres que los Realistas, con un triunfo militar que expulsó definitivamente a los españoles de Chile e inicio el camino de libertad de el resto de América.

A menos de un mes de la derrota en Cancha Rayada (19 de marzo de 1818), San Martín reagrupo sus hombres en las afueras de Santiago y presentó batalla al ejército español que confiaba haber dado un golpe mortal con su triunfo en la batalla mencionada.

Los realistas con mas de 5500 hombres contra los 4700 que contaba San Martín preparó un ataque frontal hacía la capital de Chile, mientras el militar argentino sacó el jugo a un escenario propicio para su gente el regimiento estaba esperando a los invasores desde una parte elevaday sacó provecho de esa ventaja.

La batalla de Maipú esta considerada por los especialistas un ejemplo de estrategia militar y de rapidez mental para resolver las situaciones favorables. San Martín demostró allí su capacidad de mando y de oportunismo para dar golpes certeros en su rival.

Desde el principio el argentino apostó por una ofensiva en tres flancos con los generales Las Heras por derecha, Alvarado al centro y dos agrupaciones de retaguardia. Con ataques de caballería perfectos fue dando golpes de triunfo en cada avance y como un ajedrecista movió sus piezas en los momentos justos.

Todo se resolvió con rapidez, cada avance de las tropas americanas quebró la resistencia de los españoles que no supieron hacer valer su mayor cantidad de hombres y de cañones.

Los datos de la guerra de la Independencia son categóricos para evaluar la entrega de aquellos patriotas: en las fuerzas extranjeras murieron 2000 hombres y fueron heridos y apresados 3000, mientras que en el ejército nacional cayeron 1105 hombres.

La imagen de manual escolar sobre el abrazo entre San Martín y el general chileno Bernardo OHiggins no se materializó en Chacabuco sino cerca de la capital Santiago, donde el militar herido en Cancha Rayada esperó al ejército libertador para rendirles honores, aunque los celos entre ambos militares era notorio.

Una victoria en Maipú es considerada por los historiadores, tan importante como los siguientes triunfos en las batallas en Carabobo y Boyacá, logradas por Simón Bolívar, y que liberaron el norte del continente sudamericano, aunque sin el triunfo en Chile esas batallas quizás nunca se hubieran producido.

La imagen férrea de San Martín con don de mando que baja del bronce no trasluce otra verdad más contundente: los días previos a la batalla el militar argentino soportó tremendos dolores estomacales por una úlcera que por las noches lo doblada en dos y le producía vómitos de sangre.