Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
28 de febrero de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina le reclamó al FMI una quita para la deuda
La vicepresidenta dijo que el préstamo al gobierno de Macri fue "ilegal" porque se destinó a fugar capitalles. Dijo que corresponde una "quita sustancial"
9 de febrero de 2020
La vicepresidenta Cristina Kirchner aprovechó la presentación de su libro "Sinceramente" en La Habana para lanzar un fuerte reclamo al FMI.
Delante del presidente del régimen cubano, Miguel Díaz-Canel, planteó que el Fondo Monetario debería revisar sus restricciones para negociar un descuento en el monto total de la deuda.

Lo dijo en la semana en la que Alberto Fernández consiguió un gesto de Trump y de Europa para acordar con los acreedores. Consideró que el préstamo que el FMI le otorgó a Mauricio Macri es “ilegal” porque se destinó a la fuga de capitales -un argumento que repite siempre el kirchnerismo- y reclamó que la reestructuración contemple una “quita sustancial”.

Se trató de la primera presentación del libro desde que asumió como vicepresidenta y la primera afuera del país.

Lo hizo en la Feria del Libro de La Habana -donde fue a visitar a su hija, Florencia- y fue recibida al grito de “ya volvió, Cristina ya volvió”.

Panteó que Macri se endeudó “tres veces más” que los gobiernos de facto.

“En la dictadura el promedio de endeudamiento fue de 10 mil millones de dólares por año. En estos cuatro años, el promedio fue de 33 mil millones de dólares por año”, aseguró y se enfocó en la renegociación que está en marcha. “Ahora leo que Kristalina (Georgieva, la titular del FMI) separó a (David) Lipton, que era el número dos y que tuvo la responsabilidad de ese préstamo ilegal”, advirtió y dijo que es ilegal porque el organismo se lo otorgó a Macri “violando el estatuto”.

“Cuando escucho que se dice ‘No se puede hacer quita porque su estatuto prohíbe hacer quita’. Perdón, pero también prohíbe préstamos para la cuestión cambiaria y la fuga de dinero”, señaló, y cuestionó: ¿Por qué vamos a hacer valer una prohibición y la otra no? Quiero que me apliquen el estatuto del Fondo entero, del primer al último capítulo, no me elijas el capítulo. Me aplicás que no pueda hacer quitas pero no te aplicás el que dice que no me podías prestar para fugar como la fugaron”.

Concluyó: “Por lo menos debería establecer una quita sustancial porque se hizo un préstamo por afuera de la historia del FMI, comprometiendo el 60% de la capacidad prestable del organismo y por otro lado se hizo violando las obligaciones que tiene el propio Fondo”.

Entre las posibilidades de acuerdo con el FMI figuran, en cambio, una postergación del pago de capital y de los intereses hasta 2024 (lo que desea Argentina); no pagar intereses pero que estos se sumen luego al capital; o, por último, pagar intereses sin capital, algo que consideran imposible para un país como Argentina.

El 12 de febrero está prevista la llegada de una delegación del Fondo a la Argentina para seguir negociando las condiciones para pagar los US$ 44.000 millones que el organismo le prestó al país.

Cristina Kirchner también denunció que fue víctima de un “lawfare” con “componentes mafiosos”. “El componente mafioso del lawfare en la Argentina se tradujo en la persecución a mis hijos, pero fundamentalmente a Florencia, tal vez, porque la vieron vulnerable; tal vez, porque advirtieron que era un lugar muy especial para mí”, disparó.

A su vez, comparó su situación con la Dictadura. “Se sustituyó la desaparición física por la supresión o desaparición mediática de la estigmatización; fue lo que intentaron hacer conmigo, claramente: condenarme socialmente, aislarme de modo tal que no fuera un peligro para lo que venían a hacer”, en alusión al gobierno de Cambiemos.

La ex presidenta también se refirió a la cuestión económica dentro del país. “Tenemos claro que no podemos pagar si no nos dejan crecer y no podemos crecer si el Estado no inyecta fondos en la economía. No se sale de una recesión restringiendo la inversión del Estado”, afirmó, y ratificó que “las tarifas (de los servicios públicos) tienen que ser revisadas integralmente”. “Quiero saber si todos los aumentos que se hicieron han sido correctos y si se hicieron las inversiones”, insistió con relación a los incrementos ocurridos durante el gobierno de Macri.