Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
28 de marzo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Coronavirus hace estragos también en los mercados económicos
Europa recibió un duro golpe, sobre todo Italia, el país más afectado. Su bolsa se desplomó 4,7%. El Dow Jones pierde 3,4 %. Se disparan el oro y el bono del Tesoro de EE.UU.
24 de febrero de 2020
El temor a la propagación del coronavirus más allá de Asia golpeó este lunes con fuerza a los mercados europeos y augura una jornada negra en Wall Street. El Dow Jones caía 3,4 %, al igual que el S&P 500, mientras que el índice tecnológico Nasdaq perdía 3,7 %.

La creciente preocupación ante la posibilidad de que el brote de coronavirus en China termine derivando en una pandemia global provocaría una desaceleración del crecimiento a nivel mundial e incluso podría obligar a los bancos centrales a tomar medidas de soporte, como ser un recorte de tasas. Esa es al menos la inquietud que hoy se instaló entre los inversores.

La bolsa que sufrió el mayor derrumbe fue la de Italia, precisamente el país más afectado del viejo continente hasta el momento por los casos registrados. Las acciones se desplomaron 4,7%, aunque toda Europa sintió el cimbronazo.

El Stoxx Europe 600, un índice que reúne a las principales empresas europeas, perdió 3,5%, su mayor caída desde el 2016. Londres retrocedió 3,5 y, Frankfurt, casi 4%, al igual que París.

Las acciones que sufrieron más castigo fueron las aerolíneas. EasyJet perdió 16 %, Ryanair, 13,4 % y Air France, 16,5 %.

El precio del oro -un típico activo de refugio- se disparaba 1,6 % hasta US$ 1.674 por onza, después de haber tocado un máximo en siete años de US$ 1.688.

La tasa del bono del Tesoro americano a 10 años, el otro resguardo preferido por los inversores en momentos de turbulencia, retrocedía a su menor nivel desde julio de 2016 (1,367 %). Se trata de un desplome de 10 puntos hasta casi su mínimo histórico (1,364 %) respecto del cierre del viernes en 1,47 %. La tasa cae cuando sube el precio del bono, motorizado por la demanda de quienes buscan resguardo en momentos de mucha volatilidad.