Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
China: volvieron a vender carne de murciélago
Por esa práctica creen que se inició el brote de coronavirus. Se ofrecen ratas, serpientes, perros y casi todo tipo de animales. Alerta mundial
31 de marzo de 2020
Algo está fallando en China. Ya no sólo es la carencia de información, sino en la incapacidad de la dictadura comunista de hacerle entender a parte de la población los riesgos de ciertas costumbres para toda la humanidad.

Mientras los contagios del COVID-19 superaban los 838 mil a las 16:00 del martes 31 de marzo y los muertos los 41 mil, en China se esfuerzan por volver a la normalidad, que increíblemente incluye la que casi con certeza fue el origen del nuevo coronavirus.

El virus SARS-Covid-2, que provoca la enfermedad COVID-19, se inició -cree la mayoría de los expertos- por la costumbre de comer carne de mueciélago en sopas y otras "delicias", además de ofrecerlos como medicina alternativa y milagrosa, como si se tratara de la Edad Media.

También se ofrecen todo tipo de serpientes como la cura mágica de los problemas de virilidad.Mercados del sur de China vuelven en forma paulatina a vender ratas, perros vivos y otros animales que son degustados por algunos chinos, por más repulsivo que resulte para la cultura occidental.
Tras una cuarentena draconiana ante el brote de coronavirus (Covid-19), esos mercados retoman la venta de murciélagos y otros animales exóticos.

De acuerdo con el periodista George Knowles, del diario británico Daily Mail, "continúa la venta de murciélagos, escorpiones, además del sacrificio de conejos y patos a ras de piso en los mercados chinos".

“Perros y gatos aterrorizados metidos en jaulas oxidadas. Murciélagos y escorpiones ofrecidos a la venta como medicina tradicional. Conejos y patos sacrificados y desollados uno al lado del otro en un piso de piedra cubierto de sangre, suciedad y restos de animales”, escribió el periodista en The Mail on Sunday, el segmento dominical del diario británico.

Knowles señaló que un corresponsal de The Mail on Sunday observó el 28 de marzo a decenas de clientes que acudieron a comprar animales exóticos al mercado de Guilin, al suroeste de China.
“Aquí se apilaron jaulas de diferentes especies una encima de la otra. En otro mercado de carne en Dongguan, en el sur de China, otro corresponsal fotografió a un vendedor de medicamentos que regresaba al negocio el jueves con un cartel publicitario de murciélagos, que se cree que es la causa del brote inicial de Wuhan, junto con escorpiones y otras criaturas”, indicó el periodista británico en su texto.

“El mercado de Guilin estaba abarrotado de compradores ayer (28 de marzo), con oferta de carne fresca para perros y gatos, un plato tradicional de invierno ‘cálido’”, añadió.
Ambos fotoperiodistas, en Guilin y Dongguan, señalaron que en los mercados los guardias de seguridad trataron de evitar que documenten lo que estaba ocurriendo.