Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de octubre de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Rusia registrará una segunda vacuna contra el Covid-19
Tras el lanzamiento de Sputnik V, el gobierno de Putin sorprendió con el desarrollo de otra posible cura contra el coronavirus Sería para octubre
23 de septiembre de 2020
La Sputnik V ya no estará sola. Rusia anunció en las últimas horas que espera registrar una potencial segunda vacuna contra el COVID-19. El día marcado es el próximo 15 de octubre. Según la agencia oficial TASS, esa es la meta fijada por el regulador de la seguridad del consumo ruso.

Desarrollada por el Instituto Vector de Siberia, completó las primeras pruebas de la vacuna en humanos la semana pasada.

El Ministerio de Sanidad de la Federación de Rusia comenzó ahora el procedimiento de registro de la vacuna EpiVacCorona.

La EpiVacCorona no proporcionará inmunidad de por vida. Fue el anuncio hecho Alexander Ryzhiko, del centro científico de virología y biotecnología Vector Rospotrebnadzor, responsable de su desarrollo.

Sin embargo, señaló que la vacuna contra la infección por coronavirus protegerá durante al menos seis meses y que se desarrolla en base a análogos sintéticos de las proteínas virales. Entonces, el sistema inmunológico humano reconoce una partícula viral y actúa en defensa.

Rusia registró su primera vacuna candidata, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú, en agosto pasado. Los ensayos de la etapa tardía, que involucran al menos a 40.000 personas, aún están en curso.

En ese momento, el presidente Vladimir Putin hizo personalmente el anuncio. Además, reveló que una de sus hijas había recibido una de las dosis.

Los laboratorios de todo el mundo están reduciendo a meses lo que normalmente toma años: el desarrollo de una vacuna segura y sin efectos secundarios nocivos.

La comunidad científica ha tomado con escepticismo estos desarrollos anunciados por Rusia ante la falta de la presentación internacional de los ensayos que las avalen.