Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
4 de diciembre de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Covid: violencia en Italia contra nuevas restricciones
La cantidad de contagios y muertes volvió a desatarse, por lo que el Gobierno impuso nuevas restricciones. Eso generó marchas que terminaron con brutales ataques en las calles
27 de octubre de 2020
La violencia se desató en Italia en el marco de las nuevas restricciones a la circulación para prevenir un furibundo rebrote de coronavirus.
Protestan los sectores dañados por el toque de queda nacional y otras medidas de semicuarentena impuestas por el gobierno para contener el avance desbocado del coronavirus.

Este martes se registró el récord de 21.994 contagios diarios y 221 muertos. El primer ministro Giuseppe Conte se reunió con los comerciantes, dueños de bares y restaurantes, propietarios de gimnasios y piscinas, más otros sectores perjudicados, asegurándoles que el 15 de noviembre se les repartirán seis mil millones de euros de ayuda, además de pagar los subsidios sociales a los empleados que se quedan sin trabajo.

En Turín, una marcha por la céntrica avenida Roma de menos de mil manifestantes agresivos, culminó en ataques a los negocios más lujosos, la rotura de las vidrieras a prueba de balas con adoquines y el robo liso y llano a centros tan frecuentados como Gucci y Apple, que quedaron devastados. Grupos de ultras de las barras bravas de fútbol del Torino y la Juventus, protegidos por capuchas, lanzaron bombas molotov a la policía,, que respondió con cargas y gases lacrimógenos.

También militantes de extrema izquierda y extrema derecha que gritaban “Libertad! Libertad” contra la decisión de imponer el toque de queda, participaron de la devastación que abarcó decenas de negocios en el corazón comercial de alta clase de Turín.

Veintiocho personas fueron arrestadas, 13 de las cuales resultaron menores. Dos jóvenes egipcios con bolsas que penetraron en las tiendas Gucci fueron también detenidos tras forcejear con la policia. En cambio fue pacífica una marcha de dos mil comerciantes, propietarios de bares, restaurantes y pizzerías afectados por el toque de queda nocturno, que se se extiende hasta las 5 la mañana.

Una mujer llevaba un gran cartel que proclamaba: “Estamos muriendo”. Un matrimonio de comerciantes con lágrimas en los ojos enarbolaba otro cartel: “Nos matan de hambre en lugar del virus”.