Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de abril de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Google y Facebook deben ajustarse en el Reino Unido
“Necesitamos reglas modernas que permitan la innovación”, dijo la directora del organismo que regula el mercado en el Reino Unido
9 de diciembre de 2020
El guardián del mercado en el Reino Unido trazó las líneas de un nuevo marco regulatorio para las operaciones de gigantes tecnológicos como Google y Facebook. La Autoridad de Competencia de aquel país (CMA, por sus siglas en inglés) remarcó su necesidad de contar con nuevos poderes para impulsar los negocios digitales, favoreciendo la competencia y la innovación.

Tal como anunció el gobierno británico hace un mes, prevén establecer una Unidad de Mercados Digitales (DMU), que se encargará de supervisar a las compañías tecnológicas. En ese marco, CMA propone un nuevo código de conducta que será legalmente vinculante, y le permita realizar intervenciones que vayan en desmedro de las prácticas monopólicas. Además, avanzan en renovadas reglamentaciones para la fusión de compañías.

La DMU comenzará a funcionar en abril de 2021. Formará parte de la CMA y trabajará en colaboración con la Oficina de Comunicaciones de Reino Unido (Ofcom) y la Oficina del Comisionado de Información.

El organismo de control procura que los nuevos poderes le confieran, entre otros “poderes”, derechos para investigar las adquisiciones de empresas en el sector, uno de los aspectos que más podría incomodar a las firmas poderosas.

Siguiendo el informe publicado en The Guardian, los gigantes de la tecnología en muchas ocasiones adquieren empresas más pequeñas para bloquear aplicaciones y servicios (más que por auténtico interés) antes de que las empresas emergentes tengan la oportunidad de crecer. Al respecto, la fuente nota que en los últimos diez años las cinco firmas digitales más grandes realizaron más de 400 adquisiciones a nivel global, “una estadística que debería avergonzar a las autoridades antimonopolio de todo el mundo”.