Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
14 de abril de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Taxi Driver", una película que tiene leyenda propia
El film que catapultó a la fama a su director Martin Scorsese y sus protagonistas Robert De Niro y Jodie Foster, cumple 45 años de su estreno
8 de febrero de 2021
Por Roberto Blanco Macor, de la redacción de Asteriscos.Tv

Nadie que ame el cine puede olvidar el personaje de Travis Bickle frente al espejo, con su arma apuntando, junto a la icónica frase, “You talkin' to me?, que Robert De Nuro, con su máscara única, elevó al sitio de leyenda en la película “Taxi Driver”.

Ese film, que este 8 de febrero cumple 45 años, generó un alto impacto tras su estreno, catapultó a la fama a su director Martin Scorsese, y dejó afirmado como estrella absoluta a De Niro, quien llegaba de ganar su primer Oscar por “El Padrino 2”.

La película ha sido materia de debate sociológico además de cinematográfico, pero hay además en su concepción otras historias tan intensas como la propia producción que marcó un hito en el cine mundial.

Estrenada en 1976 en Nueva York, inmediatamente comenzó a pagar su costo elevado para una producción que la Columbia no pretendió fuera tan grande y que por las locuras de su director superó por largo el presupuesto original.

El proyecto había nacido casi cinco años antes cuando el prestigioso autor Paul Schrader comenzó a escribirla en medio de una profunda crisis personal: sin trabajo, viviendo casi en su automóvil, depresivo y con un arma a su lado, como ente motivador.

Tras terminar el poderoso guión, que cuenta la historia de un ex marine que se incorpora a un trabajo de taxista debido a su insomnio. Su soledad no es un fenómeno circunstancial sino una desconexión fundamental que lo separa del mundo que lo rodea, le propuso filmarla a su amigo director Brian De Palma.

El realizador de “Un Fantasma en el Paraíso” (1974) y luego de “Carrie” (1976) no le encontró la vuelta a la idea que proponía el guinista y no dudó en presentarle al escritor a otro amigo director. Scorsese.




Sin grandes pergaminos anteriores, pero con un film de culto, "Malas calles", que dejaba claro su capacidad, el director se obsesionó con el film y se puso a trabajar para convencer a los productores que era el hombre indicado.

Si bien Schrader siempre reconoció que escribió el guión con el actor Jeff Bridges en la cabeza, De Niro fue el elegido con un cachet infimo de 35 mil dólares que sostuvo a pesar de su premio de la Academia y de estar filmando en Italia la superproducción “Novecento” de Bernardo Bertolucci.

La química entre Scorsese y De Niro era intensa y total. Juntos construyeron un personaje y una pieza de cine magistral y que hoy, a cutro décadas y media sigue siendo una obra de arte de análisis y debates.

El director siempre quiso para el papel de la joven Betsy a Cybill Shepherd, a quien convenció sin problemas, aunque luego, en filmación las relaciones con ella y entre los actores principales no fue de la mejor.




Unos de los personajes claves, era la joven prostituta de 12 años, que Travis rescata de su proxeneta ne medio de escenas de intensa violencia, que consagró a una jovencísima Jodie Foster.

No fue fácil esa participación, ya que las leyes de Nueva Yok fueron muy estrictas con el control de la actriz que era menor y tuvo que ser asistida todo el tiempo en el set por una asistente social y una psicóloga.

El papel de Iris en la piel de Foster también abrió un capítulo fuera de la película con la obsesión que le generó al joven John Hinckley Jr, quien en 1981 atentó contra la vida del presidente Ronald Reegan para llamar la atención de la actriz.

Si bien cuando declaró Schrader ante el FBI, luego del atentado, negó saber de este joven, estaba mintiendo. El guionista durante los años 1978 y 1979 había recibido varias cartas de Hinckley donde contaba su admiración y enamoramiento por la actriz y le pedía que la conectara con ella.




Schrader nunca le contestó y el autor material del atentado decidió cometer el hecho para hacerse “famoso” y que Foster se fijara en él.

El film, cargado de violencia y con una fotografía muy expuesa al color de la sangre, estuvo a punto de ser catalogada “X”, la calificación que la sacaba de los grandes circuitos del cine en EE.UU.

La leyenda cuenta que Scorsese no tenía pensado cambiar nada y se encerraba en la sala de edición con un arma y amenazaba disparar si se acercaba algún directivo de la compañía productora, y hasta sostenía la idea del suicidio.

El mismo mito urbano cuenta que fue convencido por amigos y bajó un tinte la tonalidad de la fotografía y puso superar al ente de calificación de su país.

En tanto, la famosa frase de De Niro, You talkin' to me?, que no estaba en el guión original, también tiene sus varias versiones de cómo se gestó: cuenta que era parte de un ejercicio teatral que usaba el actor y de la parte de un monologo de un amigo de bares de Nueva York.

Sin embargo, años después se supo que De Niro la tomó del cantante Bruce Springsteen, a quien admiraba y las hacía en sus conciertos en esos años.




El film fue un éxito de taquilla con 28,5 millones de dólares de recaudación (costó un 1.300.000) y si bien bien recibió cuatro nominaciones al Oscar, no ganó ninguna, pero si fue reconocida como la mejor película de ese año en el Festival de Cannes.

En la Argentina se estrenó recién un año después, el 24 de marzo de 1977, cuando ya las carreras de De Niro, Scorsese, Jodie Foster y Paul Schrader, no tenían techo y eran referentes del mundo del cine internacional.

rob
VIDEO- Trailer del film Taxi Driver (1976)