Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de mayo de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Medio siglo de cárcel para quienes coparon una comisaría en 2018
Quisieron liberar un preso. Una de las agentes atacadas quedó parapléjica. El veredicto se leyó este viernes en una sala de la Policía de La Matanza.
9 de abril de 2021
Se trata de un caso sin precedentes en nuestro país. La escena fue cinematográfica y, el ataque, ultra violento. Cuatro asaltantes entraron a los tiros a una comisaría de La Matanza para liberar a un preso.

En el intento, frustrado, dejaron parapléjica a una de las oficiales, Rocío Villarreal. Ahora la banda recibió una condena inédita para un solo caso: 50 años de prisión.

La sentencia fue dictada este viernes por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 4 de La Matanza, integrado por los jueces Pablo Gayol, Franco Fiumara y Nicolás Grappasonno.

El hecho ocurrió en la madrugada del 30 de abril de 2018 en la comisaría de San Justo, cuando los delincuentes llevaron adelante un plan para liberar a un detenido.

El episodio derivó en un tiroteo adentro de la dependencia que dejó herida de gravedad a la agente Rocío Villarreal (28) de la Policía Bonaerense, que salvó su vida de milagro.

Los cuatro condenados a medio siglo de prisión por las tentativas de homicidio de los policías son Leandro David Aranda (25) -el preso que iba a ser rescatado-, su esposa Zahira Ludmila Bustamante (22), Tomás Axel Sosa (22) y Sebastián Ariel Rodríguez (42), mientras que el imputado Gonzalo Fabián D'Angelo (25) fue condenado a 8 años de cárcel como participe secundario y la abogada Leticia Analía Tortosa (41), a 3 años de prisión condicional pero sólo por el delito de facilitación a la evasión.
Apelando a la sumatoria de penas, el fiscal Ariel Speranza Rossi había pedido una pena de 50 años de prisión para seis de los acusados.

En tanto, para al octavo imputado, Bruno Damián Postigo Marullo (22), había solicitado una pena de 6 años por encubrimiento agravado.

La causa tenía un noveno detenido, Tomás Villamil (27), quien se suicidó ahorcándose en el penal de San Nicolás luego de que la Justicia le dictara la prisión preventiva en este expediente.

La calificación elegida por el fiscal para todos los acusados a los que le pidió los 50 años fue la de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas 'criminis causae', contra un miembro de las fuerzas públicas y por haber sido cometido mediante el empleo de arma fuego -reiterado en cuatro oportunidades- en grado de tentativa y portación ilegal de arma de guerra, los cuales concursan realmente entre sí, todo lo cual concursa idealmente con el delito de evasión agravada en grado de tentativa".

rob