Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de junio de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Pfizer negó pedido de coimas y exigió cambios en la ley sobre vacunas
Lo dijo ante el Congreso el gerente de la farmacéutica. Rechazó de plano que se hayan exigido garantías en reservas naturales para cerrar el contrato por las dosis contra el Covid-19
8 de junio de 2021
En el marco de la exposición de los laboratorios que producen vacunas contra el covid-19 en el Congreso, el gerente general de Pfizer Argentina, Nicolás Vaquer, aseguró que la empresa no tiene "ningún interés en intervenir con bienes del Estado", negó que el Gobierno argentino haya pedido "pagos indebidos o exigencias de intermediarios", y dijo que se sigue avanzando para alcanzar un acuerdo.

Pero el directivo advirtió que no habrá acuerdo posible si no se modifica la ley que fue aprobada en el Congreso: "Hoy la ley no es compatible con algunos aspectos contractuales que está proponiendo Pfizer", enfatizó.

En cuanto a las condiciones que puso el laboratorio para traer sus vacunas al país, remarcó que "es importante destacar que no hay ningún interés en intervenir con bienes del estado" y precisó que "esto incluye recursos naturales, reservas del banco central, activos militares, estratégicos o culturales".
Aseguró que en Pfizer están "dispuestos y trabajando en este momento para avanzar y allanar el camino en un posible acuerdo", y negó de plano que hay habido pedidos de retornos o socios locales por parte de la Argentina.

"Es importante resaltar que durante la negociación en ningún momento hubo pedidos de pago indebidos o exigencia de intermediarios", agregó.

Vaquer dijo que una vacuna normal lleva entre 7 y 10 años de desarrollo, y destacó que Pfizer "asumió el riesgo de acelerar procesos".
"Esta velocidad requerida por todo el mundo trajo aparejado el riesgo inusual sin precedente de demanda. Por eso, Pfizer pide cláusulas de inmunidad y otras protecciones. Son consistentes en 116 países que ya firmamos acuerdo", aseguró. Al puntualizar las razones que trabaron el acuerdo, Vaquer se refirió a la inclusión en la ley de los términos de "indemnidad".

Es que cuando se trató la ley que envió el Gobierno al Congreso, en Diputados se sumó la palabra "negligencia".

Volvió sobre las trabas al acuerdo al finalizar su exposición, cuando el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, le preguntó si el laboratorio necesitaba que el Congreso modifique la ley.

Fue en ese momento que Vaquer enfatizó que "hoy la ley no es compatible con algunos aspectos contractuales que está proponiendo Pfizer".

Otro aspecto que señaló Vaquer es que hasta el momento "Pfizer tiene la política de conversar los acuerdos sólo a nivel de política nacional", con los gobiernos.

Al dar precisiones sobre la primera oferta de vacunas que le hizo al Gobierno argentino, Vaquer señaló que fue de manera oficial y por escrito el 27 de julio de 2020 y por 13,2 millones de vacunas.

"De las 13,2 millones, un millón de dosis eran antes de fin del año, 2 millones en el primer trimestre, 5 millones en el segundo trimestre y el resto en el cuarto trimestre", detalló.

En el arranque, Massa anunció que el presidente Alberto Fernández le pidió crear una comisión mixta de seguimiento. "Nuestro presidente me ha encomendado la conformación de una comisión de seguimiento, a modo de observatorio, integrada por el Ejecutivo y Legislativo que puedan controlar y dar transparencia. Pero también ser parte de la solución y no parte del problema", anunció Massa.

"Todo lo que signifique transparencia y seguimiento nos va a tener de ese lado", respondió el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, quien pidió que le hagan llegar la propuesta por escrito.

Además, Negri señaló: "Nicolás Vaquer -gerente de Pfizer- dijo que la ley no es compatible con lo que la empresa solicita. El dato llamativo es que dijo que NO fueron convocados por el Gobierno a participar de la confección de la ley. Quedó claro que el Ejecutivo priorizó laboratorios como AstraZeneca".
Por su parte, la diputada y ex ministra de Salud Graciela Ocaña dijo: "Pfizer confirma que el Gobierno argentino no tenía intención de comprar las vacunas, privilegiando a Sigman y Slim con AstraZeneca".
En tanto, José Cano, diputado de Juntos por el Cambio, sostuvo: "Pfizer ofreció 1 millón de dosis en diciembre y entregar 2 millones hasta marzo y después, a partir de ese mes, entregar 5 millones. Al 1° de marzo, Argentina tenía recién 1 millón de dosis y 700.000 personas solamente vacunadas. Hoy, tendríamos 8 millones de dosis más".
Vacunas: la exposición de los laboratorios ante el Congreso