Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de enero de 2022
Seguinos en
Repudio y cacerolazos frente a la casa de Cristina Kirchner
Un grupo se concentró en la puerta del edificio en el que vive la vicepresidenta. También hubo protestas en Belgrano y Núñez, y en la zona de Caballito
27 de noviembre de 2021
Pocos minutos después de que se conociera el fallo que sobreseyó sin juicio a Cristina Kirchner en las causas clave por lavado de dinero, se registraron cacerolazos en Recoleta, Belgrano y Núñez, entre otros barrios porteños.

Un pequeño grupo de personas se manifestó frente al edificio en el que vive la vicepresidenta, en Recoleta. Algunos de ellos con carteles en los que reclamaban por una justicia independiente.

La manifestación se mantuvo hasta cerca de la medianoche de este viernes. La gente levantaba carteles como "Sin juicio nunca habrá absolución", otro como "Basta de jueces que transan". Un hombre llevaba en su pecho un mensaje que decía: "Cristina presa por traición a la Patria".

También sonaron las cacerolas en algunos puntos de San Telmo y en la zona del Parque Rivadavia.

Las protestas comenzaron a ser motorizadas a través de las redes sociales. Uno de los que se pronunció en ese sentido fue Hernán Lombardi, ex secretario de Medios en la gestión de Mauricio Macri.

"Cacerolazo hoy", tuiteó el ex funcionario. Luego publicó un video con la protesta en su barrio. "Arrancó el cacerolazo. Que aguante hasta que duela".

El fallo del Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) sobreseyó en las causas Hotesur y Los Sauces-con un voto mayoritario-, a la vicepresidenta, a Máximo y a Florencia Kirchner-como a otros trece imputados- sin realizar el debate oral que prevé el Código Procesal.

Si el sobreseimiento queda firme, además quedarán anuladas todas las medidas cautelares, inhibiciones de bienes y embargos por 900 millones de pesos que pesaban sobre los acusados, al menos en el marco de este juicio.

Por ejemplo, quedarán liberados los cinco millones de dólares en efectivo que la Justicia secuestró en una caja de seguridad a nombre de Florencia Kirchner, en julio de 2016.