Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de enero de 2022
Seguinos en
Covid: Ómicron se contagia mucho más dentro de un avión
Un médico especialista y asesor de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo explicó que las recomendaciones son las mismas que con la Delta
22 de diciembre de 2021
Viajar en un avión puede ser hasta dos o tres veces más riesgoso con la variante Ómicron para los contagios de COVID, según advirtió un médico especialista del sector aéreo.

David Powell, médico y asesor médico de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), que representa a casi 300 compañías aéreas de todo el mundo, explicó su análisis.

Si bien no se han realizado estudios específicos al respecto, señaló que en otros espacios se ha visto un aumento similar del riesgo, por lo que la fórmula de aumento podría aplicarse a los aviones.

“Sea cual sea el riesgo con la variante Delta, tendríamos que suponer que el riesgo sería dos o tres veces mayor con Ómicron, tal y como hemos visto en otros entornos.

Cualquiera que sea ese riesgo bajo -no sabemos cuál es- en el avión, debe aumentar en una cantidad similar”, indicó en entrevista con Bloomberg.

De esta forma, los consejos de prevención son los mismos a como ha venido siendo el protocolo durante la pandemia. La clase ejecutiva sigue siendo la preferida para evitar riesgo, al tener menos densidad de pasajeros.

“El consejo es el mismo, sólo que el riesgo relativo probablemente ha aumentado, al igual que el riesgo relativo de ir al supermercado o subir a un autobús ha aumentado con Ómicron”, añadió.

Así, recomendó a los pasajeros usar las mascarillas, evitar tocar las superficies comunes, lavarse las manos, mantener el distanciamiento en el embarque, entre otros.

Para vuelos cortos, sugirió no ingerir alimentos o tomar bebidas para mantener puestas las mascarillas, pero admitió que es más difícil de hacerlo en trayectos largos. “Si se trata de un vuelo de 10 horas, resulta bastante poco razonable pedir a la gente que no coma ni beba.

Lo que la mayoría de las aerolíneas han estado haciendo es alentar, pero no insistir, en que los clientes traten de alternar un poco sus períodos sin mascarillas”.

De esta forma, los pasajeros que se sientan en la misma fila y no son parte del mismo grupo podrían comer escalonadamente para no estar sin protección al mismo tiempo.