Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de noviembre de 2022
Seguinos en
La jueza le pasa al fiscal la investigación del atentado a Cristina Kirchner
La magistrada viene siendo cuestionada por la vicepresidenta, que pidió su apartamiento de la causa
23 de noviembre de 2022
La jueza federal María Eugenia Capuchetti resolvió este miércoles trasladar la investigación por el atentado contra Cristina Kirchner al fiscal Carlos Rívolo.

Si bien no se aparta de la causa y Rívolo ya estaba tramitándola, la decisión la tomó días después de que la vicepresidenta reclamara ante la Justicia el apartamiento de la magistrada.

Es más, en la audiencia de este mediodía, el abogado José María Ubeira, representante de CFK, aseguró: “Si le pasa algo a la Vicepresidenta o a sus hijos, la magistrada será responsable”. Y añadió que “si queremos enderezar el rumbo de este asunto, apartar a Capuchetti podría ser el comienzo”.

La recusación de Cristina a Capuchetti se dio la semana pasada. La Vice anunció la decisión vía Twitter, en un duro escrito, en el que habló de "inacción" en la investigación de la causa abierta tras la tentativa de homicidio del pasado 1° de septiembre en la puerta de su departamento en Recoleta.

"Comparto la recusación a la Jueza Capuchetti en la causa del atentado contra mi vida, el 1 de septiembre pasado. A partir de la página 7 se detallan sus irregularidades y arbitrariedades, desde el primer día, cuando se borró el celular de Sabag Montiel", escribió la vicepresidenta en las redes sociales.

En el escrito de 37 páginas, la vice sostuvo que "la falta de imparcialidad" es la causa principal de la recusación. "Estamos ante una de las causas más relevantes de nuestra historia democrática, y necesitamos que la investigación esté liderada por alguien voluntarioso y que las decisiones las tome un juez imparcial, comprometido con la verdad y la justicia, y no con no molestar a quienes no hay que molestar", sostiene el escrito.

"Si esta instrucción la completa María Eugenia Capuchetti, todos seremos noveles Sócrates que solo sabremos que no sabemos nada. Pero no por un ejercicio de mayéutica, sino porque la instrucción habrá estado a cargo de alguien que ni sabe ni quiere investigar", dice en otro de los duros pasajes.

La querella también indica en la presentación que "detectó actuaciones, como mínimo, negligentes por parte de la jueza desde, literalmente, el primer día de investigación" y consideró que "estas situaciones ya hubieran sido suficientes para que la instrucción fuese remitida a otro juez".

Un día después de ese pedido de Cristina, Capuchetti rechazó apartarse del expediente. En su respuesta negativa al pedido de apartamiento, enumeró todas las medidas dispuestas para investigar los llamados y contactos telefónicos de Brenda Uliarte -novia de Fernando Sabag Montiel, quien gatilló el arma que afortunadamente no se disparó- con un tal "David", que según se sospechó podría trabajar o tener contactos con la oficina antidrogas estadounidense DEA.

Luego, la jueza contó en detalle qué medidas tomó respecto de uno de los contactos del jefe de los Copitos, Gabriel Nicolás Carrizo, la joven Joana Daniela Colman, y contó que otra de las líneas investigativas requeridas por la querella respecto de la misteriosa firma Marcodina resultaron en llamadas de Carrizo para averiguar las condiciones para contratar un servicio de emergencias médicas.

El martes, precisamente, Cristina había pedido que se procese a Carrizo, otra vez en un largo hilo de Twitter, al plantear que en su teléfono se habían encontrado mensajes en los que había reconocido ser parte del ataque a la vicepresidenta.