Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de julio de 2024
Seguinos en
Fuertes cruces y chicanas en el debate de candidatos a vicepresidente
Victoria Villarruel, Luis Petri, Agustín Rossi, Florencio Randazzo y Nicolás del Caño discutieron sobre economía y conflictividad social en TV. Hubo duros cruces y chicanas
20 de septiembre de 2023
El debate de candidatos a vicepresidentes en el canal TN no tardó en generar duros cruces que tuvieron al Gobierno y a los libertarios de Javier Milei como destinatarios de las principales críticas.

Victoria Villarruel (La Libertad Avanza), Agustín Rossi (Unión por la Patria) y Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) se trenzaron rápidamente en los primeros intercambios, mientras Luis Petri (Juntos por el Cambio) y Florencio Randazzo (Hacemos por nuestro país) buscaron pararse por encima de esas discusiones, aunque con duras críticas al gobierno de Alberto Fernández.

En el primer bloque, destinado para que los candidatos se presenten durante un minuto, Villarruel rompió la lógica -que manda al candidato más votado a preservarse- para apuntar contra todos sus rivales.

“Entre los cuatro reúnen 76 años viviendo del Estado y de la política, y sus ideas atrasan esa cantidad de años”, les enrostró, después de ofrecer un breve currículum personal.




Petri eligió mencionar varias veces a Patricia Bullrich y repetir que, con ella, están dispuestos a “dejar todo”. De inmediato puso la mira en el oficialismo. “Es indignante ver cómo el kirchnerismo defiende a delincuentes. Pero no podemos ni dar saltos al vacío ni seguir en el caos”, agregó, en uno de sus pocos embates a Milei.

“Hay dos caminos: nosotros te proponemos un camino lleno de amor”, inició Rossi, para contraponer que “el otro camino es el del odio, el ajuste, donde te dicen que los argentinos tenemos un país de mierda”.

El programa subió un poco de tono en el primer bloque de debate, dedicado al eje “economía, inflación y trabajo”. El primero en exponer fue Rossi, que destacó el índice de desocupación del 6,2% que se dio a conocer esta semana. Pero no habló de la crisis económica actual, sino de los anuncios de Massa de los últimos siete días.

Se lo recordaron Randazzo y Petri. “Los países con más de 20% de inflación no crecen. La Argentina no crece desde 2011″, dijo el exministro del Interior y Transporte.

“Mientras estás viendo este programa, los supermercados están remarcando. Todos los días el Estado imprime 4000 millones de pesos”, siguió Petri, para proponer un “presupuesto sin déficit, un Banco Central independiente” y el fin del cepo.

Del Caño propuso un “aumento de emergencia para trabajadores, para que nadie puede cobrar menos que la canasta básica” y, como contrapartida, arengó: “Hay que ajustarlos a ellos: empresas de alimentos y bancos”. Villarruel cerró el bloque señalando que la “Argentina tiene que achicar el gasto público, reducir el déficit y frenar la emisión”.

Al final de ese bloque llegó un espacio para las réplicas. Y la mira de los candidatos se posó centralmente sobre el Gobierno. “Rossi, el kirchnerismo está quemando las naves con los argentinos adentro. Por beneficiar a los jerarcas sindicales, perjudican a 47 millones de argentinos”, afirmó Petri, en alusión a la quita de Ganancias impulsada por Massa. “Rossi vive en una galaxia desconocida, no puede ignorar pobres. Vivís en otro planeta”, espetó Villarruel al jefe de Gabinete.




El tercer bloque, destinado al “intercambio libre” entre los candidatos, dio paso al caos y las acusaciones y chicanas personales. Petri tomó rápidamente la palabra, para apuntar al kirchnerismo. “No importa cuando veas esto: el kirchnerismo te roba con los impuestos, con la inflación y la corrupción”, lanzó.

Villarruel insistió en que sus rivales juntan 76 años viviendo de la política y Rossi la frenó en seco: dijo que cuando Villarruel ingresó a la Cámara de Diputados fue la primera vez que tuvo “un trabajo declarado”, para insistir: “Porque nunca se supo quién financia a esta mujer”.

“No estigmatices a los trabajadores que trabajan informalmente”, le retrucó Villarruel, que desde ese momento alzaría en varias oportunidades la bandera de ser una mujer atacada por sus rivales. Para entonces, Villarruel, Rossi y Del Caño hablaban unos sobre otros. Randazzo pedía la palabra para clamar: “Terminemos con esta maldita grieta”.

Petri miraba a cámara y, cuando habló, buscó pararse por encima de la pelea entre sus rivales. “No le ganaste a Cornejo y nos querés ganar a nosotros”, le achacó Rossi, en relación a la interna mendocina en la que cayó ante Alfredo Cornejo.

A pesar de su estrategia inicial, Petri eligió ir contra Villarruel y se trenzó en una polémica con la candidata de La Libertad Avanza.

“Le quiero preguntar a Villarruel si presentó algún proyecto de seguridad en el Congreso, la respuesta es cero”, dijo Petri. “Uno de los grandes problemas que tenemos en seguridad son las usurpaciones de tierras. Apenas ingresada al Congreso, presenté la derogación de la ley 26.160, votada por unanimidad, en la cual se sostiene que los usurpadores no pueden ser desalojados cuando dicen ser de un pueblo originario”, se justificó Villarruel.

El postulante de Juntos por el Cambio siguió con su reclamo contra la candidata a vicepresidenta de Milei: “No modificaste el Código Penal, no mientas”. Villarruel le retrucó, en el cierre del bloque: “Luis, yo te tenía en otra dimensión, pero si te querés sumar a la locura galopante...”.




El último bloque, dedicado a las “preguntas frente a frente”, reavivó los encontronazos. Los candidatos elegían a qué rival hacerle una pregunta y una repregunta, sin interferencias del resto de los postulantes.

Villarruel eligió a Rossi. “Te quiero preguntar, porque hablás mucho de los derechos humanos, pero vos sos el que puso a [César] Milani en el Ejército, cuando fue acusado por delitos de lesa humanidad”, le enrostró la compañera de Milei. “Milani fue elegido por la presidenta Cristina Kirchner, yo era ministro de Defensa”, le respondió Rossi y advirtió que el ascenso de Milani se concretó en el Senado cuando fue sobreseído. Villarruel acudió a la figura del desaparecido conscripto Agapito Ledo y a su madre, que acusa Milani por la desaparicion. “Nunca me va a poner a mí del lado opuesto de las víctimas”, retrucó el jefe de Gabinete.

“¡Cómo nos enchufaron a los chinos!”, continuó Villarruel, en alusión a la base china en Neuquén. “¿En qué cabeza entra afectar así nuestra soberanía? Nuevamente, Rossi le contestó señalando que la aprobación de esa base también fue decidida por el Congreso.

Petri también eligió a Rossi como rival. “¿Por qué abandonaron a los argentinos contra los narcos, por qué dejaron zonas liberadas, por qué abandonaron a Rosario?”, le preguntó al santafesino Rossi.

“Tu pregunta demuestra un desconocimiento enorme, somos el único gobierno que radarizó las fronteras. ¿De qué me hablás?”, le contestó Rossi, para caer en un exabrupto: “La que no puso un puto radar durante cuatro años de gestión fue Patricia Bullrich”.

“Si ves los indicadores de homicidios, durante cuatro años han bajado”, agregó Rossi, pese a que el índice de asesinatos en Rosario muestran lo contrario.

Petri le recordó esas estadísticas y las críticas que el gobernador de Santa Fe, el peronista Omar Perotti, le dedicó a la Casa Rosada. “Vos traes un tema de difícil solución y lo querés convertir en un tema de carancheo”, se escudó Rossi.

Cuando le tocó preguntar, el jefe de Gabinete también eligió a Villarruel. “Se sabe que te reunirse en varias oportunidades con el asesino de Videla y otros represores, cuando decís que defendés a las víctimas ¿Qué hacés con los represores?”, le preguntó a la diputada, que no negó los encuentros. “Lo hice porque estaba investigando para un libro, lo hice también con montoneros, para que me contaran los crímenes en las organizaciones”, respondió.

“No te creo nada: creo que vos reivindicás la dictadura, la tortura y el robo de bebés”, continuó Rossi, para lanzar una dura acusación a Villarruel: “Me hacés acordar a [Alfredo] Astiz, que se infiltró en las Madres de Plaza de Mayo. Vos sos una infiltrada en la democracia”.

Villarruel le respondió reclamando una reparación para las víctimas del terrorismo. “Durante 18 años estuve defendiendo los derechos humanos de las víctimas de los terroristas. Ustedes defienden la impunidad de los terroristas”, contrastó.

Randazzo, por su parte, eligió a Villarruel. “Ustedes hablan de la casta: ¿qué hacen con Luis Barrionuevo?”, preguntó, por los crecientes vínculos entre Milei y el líder de los gastronómicos, que lleva 44 años al frente del gremio.

“Nosotros tenemos que hablar con todos los sectores”, respondió Villarruel.

“¿Por qué quieren cerrar el Conicet?”, siguió el exministro, tras repasar indicadores que muestran que Argentina financia menos investigación que sus pares de la región y que Israel, país modelo para Milei.

Villarruel evitó reconocer que junto a Milei propuso públicamente cerrar el Conicet y dijo, en cambio, que a La Libertad Avanza le interesa la promoción de la investigación científica.

El cruce menos tenso quedó para el final, cuando Del Caño, impedido de elegir a Rossi o a Villarruel, optó por preguntarle a Petri por si a Juntos por el Cambio le interesa “la destrucción ambiental o solo les importa las ganancias de las empresas” mineras.

“Nos interesa la minería sustentable”, le respondió Petri, y comparó las exportaciones argentinas con las chilenas, como modelo para generar divisas y trabajo.