Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de febrero de 2024
Seguinos en
Por falta de insumos importados se complica la atención de los infartos
Lo advierten las sociedades de cardiología, que emitieron un comunicado conjunto. Alertan que la crisis impactará en “un aumento inmediato de la mortalidad y/o discapacidad”
28 de octubre de 2023
La crisis por la falta de insumos médicos en medio de las trabas para importar no para de agravarse y ahora las principales sociedades científicas del ámbito de la cardiología lanzaron una dura advertencia: alertaron que ya afecta a las urgencias como la atención de los infartos de miocardio y el ACV, y que esto determinará "un aumento inmediato de la mortalidad y/o discapacidad". El comunicado lleva la firma de los presidentes de las Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), la Federación Argentina de Cardiología (FAC), Fundación Cardiológica Argentina (FCA), el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI), el Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares (CACCV) y el Colegio Argentino de Cardiólogos (CAC).

El texto es corto, pero contundente. Las sociedades científicas señalan que están “extremadamente preocupadas por la escasez de insumos médicos y material de contraste que ya genera graves dificultades en la realización de estudios de diagnóstico y procedimientos cardiovasculares, sin medidas de solución hasta el momento”.

Y son muy claras con el impacto que esto tiene en la atención médica: “Esta situación ya hoy no solo afecta la realización de intervenciones programadas sino también a las de urgencia como las angioplastias primarias en el tratamiento del infarto de miocardio o neurointervencionismo en el manejo de los accidentes cerebrovasculares”.

Los profesionales alertan que la “inadecuada o imposible realización” de estas prácticas “determinará un aumento inmediato de la mortalidad y/o discapacidad”.

Cierran el comunicado remarcando que su objetivo es "alertar a las autoridades sanitarias y políticas correspondientes acerca de esta crítica situación y priorizar el cuidado de la salud de nuestra población".

“Los medios de contraste, que resultan fundamentales para hacer estudios y prácticas muy importantes como las anglioplastias, no se producen en el país, los tenemos que importar y su acceso está muy restringido”, destaca a Clarín Ana María Salvati, presidenta de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) y expresidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) sobre las razones por las que se sumaron al comunicado.

Para observar las arterias e identificar obstrucciones a tratar "necesitamos sí o sí teñirlas y, para eso, debemos utilizar líquido de contraste”, señala. Y detalla: “Aunque no es lo ideal, hay estudios programados que uno puede diferir. No así con casos de pacientes que llegan con un infarto. Son urgencias. No se pueden dejar para mañana, hay que resolverlas hoy”.

En tanto, Salvati advierte que en algunas instituciones queda stock para una semana. “Nos pasa en cardiología, lo mismo están viviendo los neurólogos que deben intervenir frente a un ACV, por ejemplo”, precisa. “Un infarto no tratado tiene el doble de mortalidad y, a la vez, el doble de riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca y otras complicaciones. Por eso decimos que se está poniendo en riesgo la salud de los pacientes”, remarca.

Los elementos para las anglioplastias no se producen en el país. "Hay estudios que uno puede diferir. No así los casos de pacientes que llegan con un infarto. Son urgencias. No se pueden dejar para mañana, hay que resolverlos hoy”, explican los cardiólogos.

“Para cada ciudadano, lo suyo es prioritario, el tema es que acá hablamos de asistencia primaria, de temas sensibles de salud”, aporta la presidenta de la FCA. Aclara, a su vez, que este problema afecta a todos los sectores: “Trabajo en el ámbito público y en el privado, soy la jefa de Cardiología de la Clínica Modelo de Morón y también formo parte de la Unidad Coronaria del Hospital de Clínicas. El problema lo veo en los dos lugares”.

“Estamos tratando de dejar para más adelante turnos de pacientes que consideramos que pueden aguardar un poco, aunque esto también genera incertidumbre y angustia en personas que probablemente no estén graves pero igual esperan por un estudio. Además, contar con un diagnóstico pronto es clave para la prevención cardiovascular”, agrega Salvati.

Faltantes de insumos en la salud

El problema de los faltantes de insumos médicos no es nuevo y se agravó sensiblemente después de la devaluación post PASO en agosto último.

Las trabas a las importaciones, los aumentos de precios y las subas desmedidas están afectando el stock, lo que obliga a los cirujanos a preguntarse si tienen con el material necesario para realizar las intervenciones programadas, como también dio cuenta este diario.

A esto se suma, como advierten los cardiólogos, las complicaciones para responder a las operaciones de urgencia que no pueden reagendarse por la falta de materiales.

El Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI, una de las entidades que firma el nuevo comunicado) junto con el Colegio Argentino de Neurointervencionistas (CANI) ya habían emitido otra comunicación en la que alertaban de la "dificultad para acceder a algunos insumos fundamentales para el tratamiento de la patología cardiovascular y el accidente cerebrovascular isquémico y hemorrágico".

Las entidades les pidieron a las autoridades urgentes soluciones a este faltante de insumos que se debe "a la problemática existente con las importaciones y a la inexistencia de insumos nacionales".

"La patología cardiovascular constituye la principal causa de muerte en nuestro país y el accidente cerebrovascular la tercera, siendo este último además la primera causa de discapacidad", resaltaron.

Silvia Garbugino es presidenta del CANI, está a cargo del área de Neurointervencionismo del departamento de Cardiología Intervencionista de la Fundación Favaloro y también trabaja en el Hospital Británico y en el Cemic.

Dice que el tema no es nuevo y que ya hace un mes que vienen advirtiendo sobre la falta de insumos. “Ahora se agravó por las limitaciones en las importaciones. Uno de los problemas centrales es que no hay líquido de contraste”, comparte.

“Lo estoy viendo en mi práctica cotidiana y me lo refieren otros especialistas. Además, hay poca disponibilidad de stent cerebrales. Cuando falta una medida y preguntamos cuándo entra, nos responden que no tienen fecha”, asegura sobre lo que está sucediendo con pacientes con patologías neurovasculares.

Actualmente, tratan de llamar a todos los proveedores hasta dar con el insumo necesario. “Y con el líquido de contraste, por ahora, tenemos pero se está terminando. Intentamos racionalizar, usarlo con mucha prudencia”, cuenta y aclara que, en su caso, que se ocupa de urgencias y patologías críticas, todavía no tuvo que dejar de realizar una práctica.

Desde la Defensoría del Pueblo de la Nación informaron que iniciaron “una investigación de oficio a raíz de los diversos comunicados compartidos por pacientes, profesionales de la salud y cámaras del sector sanitario, que denuncian serios inconvenientes en la importación de insumos médicos”.

Entre los comunicados que recibieron está el de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), del que se desprende que “se encuentran en 'estado de emergencia' a partir de la dificultad para adquirir los insumos necesarios a fin de poder brindar tratamiento a los más de 30.000 pacientes que se dializan en el país”.

“Específicamente, refirieron que las medidas adoptadas por el gobierno relativas a la importación de insumos médicos constituyen una traba insalvable para quienes ejercen la nefrología y también para los pacientes de diálisis que necesitan un tratamiento seguro, responsable y eficiente”, expresaron.