Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
3 de marzo de 2024
Seguinos en
Causa Débora Pérez Volpin: todos los acusados fueron absueltos
Los jueces consideraron que el exdirector de la clínica Roberto Martingano y la instrumentadora quirúrgica, acusada de falso testimonio
6 de diciembre de 2023
A casi 6 años de la muerte de Débora Pérez Volpin, el segundo juicio oral por el caso tuvo este miércoles su veredicto. El tribunal oral decidió absolver a Roberto Martingano, ex director del sanatorio de La Trinidad de Palermo; acusado de encubrimiento; y a Miriam Frías, la instrumentadora quirúrgica que atendió a la víctima y se le había imputado por falso testimonio.
La familia de la periodista escuchó el veredicto y se retiró en silencio, decepcionada. Junto a la fiscalía, apelarán la resolución. Las defensas, por su parte, celebraron el fallo e insistieron que no hubo delitos.

La familia de la periodista, a través del abogado Diego Pirota, había pedido condenas por encubrimiento para el ex director médico con una pena de tres años de prisión y 10 años de inhabilitación. Para Frías se solicitó tres años por falso testimonio.

Además, se pidió extraer testimonios por el delito de estafa procesal, porque existen claros indicios de que la documentación que se aportó para acreditar la compra del equipo endoscópico era “falsa, armada, fabricada”.

La fiscalía, en tanto, solicitó también tres años para Martingano y dos años para Frías. Las defensas por su parte, reclamaron la absolución.



El tribunal tomó su decisión y entendió que no habían suficientes pruebas para dar una condena. Los fundamentos todavía no se conocen.

Al escuchar el veredicto, el abogado Pirota se mostró sorprendido. “Se van a tener que esforzar bastante para fundar esta sentencia”, afirmó. “Lógicamente el fallo lo vamos a recurrir. La Corte Suprema confirmó la condena por la que se abrió este juicio. Hoy se perdió una oportunidad importante de ser valientes”. La fiscalia también apelará la resolución. “Vamos a recurrir. Es una sorpresa. Pensábamos que iban a condenar. Realmente es un sorpresa”

Débora Pérez Volpin tenía 51 años cuando murió pasadas las 17 horas aquel 6 de febrero de 2018. Se había internado por unos fuertes dolores estomacales a los que los médicos no terminaban de encontrarle explicación. Al entrar al quirófano, habló con la anestesista. Luego se durmió. Nunca volvió a despertar.