Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de abril de 2024
Seguinos en
Tensión en edificios públicos por protestas de los gremios estatales
El gremio de trabajadores públicos denuncia que ya fueron desvinculadas 11.000 personas de la planta estatal; Bullrich montó un operativo especial con las fuerzas federales
3 de abril de 2024
En el primer día hábil tras el fin de semana extralargo por Semana Santa y el Día del Veterano y los caídos en la Guerra de Malvinas, comenzó la protesta nacional impulsada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en rechazo a los más de 11.000 despidos en la administración nacional.

La medida comenzó pasadas las 9 e incluye, además de un paro nacional, un ingreso masivo a distintas oficinas públicas.

En este marco, desde las 8.30, sindicalistas y trabajadores públicos iniciaron entradas escalonadas a los edificios federales, que reportaron un operativo de custodia especial. El plato fuerte fue en la Secretaría de Trabajo, donde se registró mayor concurrencia.

En ese organismo contra la discriminación cerrado por Milei comenzaron las movilizaciones. Allí, un grupo de personas fue impedido de ingresar ya que había agentes de la Policía Federal Argentina (PFA) detrás de los molinetes. “Unidad de los trabajadores, al que no le gusta, se jode”, cantaron.

Poco después, ante la llegada de un número mayor de personas, el clima se encendió y comenzaron los cruces con los agentes de la Policía dispuestos en el lugar, que tenían la orden expresa de impedir el arribo de las columnas, que buscaban irrumpir en el hall. Hubo tironeos e insultos.

La medida estaba pautada para repetirse cada media hora. El plan siguió con los echados del Centro Cultural Kirchner (CCK), que fue rebautizado por esta gestión, pero todavía no tiene nombre oficial y no atravesó el proceso legal para el cambio.

Después, era el turno de los ministerios de Capital Humano y Salud, el Incaa, la Secretaría de Turismo y Deportes, el Cenard y el exministerio de Producción.

En medio de las protestas, el vocero presidencial, Manuel Adorni, afirmó que “el número ronda los 15 mil contratos que no se han renovado” y aseguró que “es parte del trabajo para achicar los gastos del Estado, personal que no es necesario que no siga cobrando un ingreso del Estado, del otro lado hay un contribuyente que lo paga”.

Durante su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el vocero advirtió a quienes protestan: “Lo que sea fuera de la ley tendrá las consecuencias correspondiente de cada caso”.