Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
11 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cuánto gastan las empresas en las fiestas de fin de año
La cifra varía mucho según el tamaño del lugar y la cantidad de invitados. Pero lo que más encarece la cuenta es qué shows o qué famosos se contraten
12 de noviembre de 2007
Las empresas gastarán u$s 100 millones para despedir el año.

“Queremos sorprender”. Esa es la frase preferida de los organizadores de las clásicas fiestas de fin de año de las empresas. Las que pueden, no se fijan en gastos para lograrlo: desde contratar a figuras de la televisión –los tops son Roberto Pettinato y Dady Brieva– hasta shows en vivo de Diego Torres, Fito Páez, Soledad, Los Auténticos Decadentes, Kapanga o Los Pericos.

El año pasado, varias llevaron a los integrantes de la obra teatral “Cómico Stand Up” para que realicen monólogos. También hay sorpresas menos costosas, pero originales al fin, como videos donde actúan los empleados y pantallas para publicar mensajes de texto. Los chistes internos suelen ser lo más festejado. Este año, la moda será armar una versión de la “canción de los parecidos” –el popular segmento del programa TVR– con los empleados. Y lo más esperado: los sorteos que, según el presupuesto, pueden incluir hasta viajes, computadoras o plasmas. Algunas de las compañías grandes (y generosas) regalan a todo su personal reproductores de mp3 o cámaras digitales.

Sí, sorprender es la clave: “Hasta el día previo la gente no sabe dónde se realiza el festejo”, cuentan en Coca-Cola. ¿Cuánto cuesta tanta movida? Según Marcelo Gordín, vicepresidente de la Asociación de Organizadores de Fiestas, Reuniones Empresariales y Proveedores Afines (Aofrep), las empresas gastan entre $ 200 y $ 400 por persona. “Un cálculo realizado sólo entre nuestros 150 socios, que incluyen organizadores y proveedores, estima que entre noviembre y diciembre participan de estos eventos 1 millón de personas y se gasta un promedio de $ 300 en cada invitado. Las fiestas de fin de año mueven más de $ 300 millones”, dice Gordín. “Además, este año habrá muchos más megaeventos. Hay más festejos en plantas industriales”, agrega. Algunos precios:

El lugar: Para las megafiestas, el alquiler del salón principal de La Rural (10.000 m2) es de $ 35.000. Los hoteles cinco estrellas cobran un promedio de $ 250 por persona, con catering.

Famosos: De $ 10.000 a $ 50.000. Pettinato y Brieva son los que más ganan. Matías Martin, Alejandro Fantino, Ernestina Pais y Andrea Frigerio están entre los más requeridos.

Bandas: Las de primera línea –como Los Auténticos Decadentes– se llevan unos $ 50.000, las no tan famosas pueden cobrar $ 35.000 y las desconocidas (como las de covers) cobran menos de $ 4.000.

Disc jockey: Es lo más variable, puede ir de $ 3.500 hasta $ 50.000 si se trata de un DJ top.

Eso sí, bailar el “trencito” con el gerente general no tiene precio.

Para las empresas, la fiesta de fin de año no es sólo una noche de merecido festejo, es también una estrategia de Recursos Humanos.

Es un evento que –según coinciden en las compañías– promueve la integración y mejora el clima laboral. Tal es su importancia que en Telecom incluyen preguntas sobre la fiesta en las encuestas de clima. “La fiesta nos ayuda a fortalecer la identidad corporativa”, asegura Patrizia Nobile, gerente de Organización, Desarrollo y Comunicación Interna de Telecom.

En el caso de L’Oréal participan todos los colaboradores de la planta permanente. “Es muy emocionante como nos ‘buscamos’ al momento del brindis”, relata Silvia Tripoloni, gerente de Comunicaciones Corporativas de la empresa que en 2006 realizó su cena de gala en el Hotel InterContinental. American Express, por su parte, celebrará en el Tribunas Plaza, con empleados y agencias externas. “Hay mucho baile y el año pasado incorporamos plazas de juegos electrónicos”, cuentan.

En Nestlé, además, hacen un homenaje a los colaboradores que celebran 10, 25 y 40 años de trabajo en la empresa. Otras, como Wal-Mart, prefieren los festejos “de día” para realizar actividades al aire libre. Cada unidad de negocio tiene su propio evento. Este año, irán a la fiesta con “onda retro” y el mejor lookeado se llevará premio. En Officenet, desde hace 6 años, todos los empleados “actúan, dirigen y editan” una película, relata Natalia Arnaldi, gerente de RR.HH. “Este año harán una comedia musical”, adelanta.