Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
9 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Récord de ausentismo en las elecciones presidenciales
La concurrencia para sufragar este año fue de sólo el 71,8%, frente al 78,2% de las presidenciales de 2003. Sería la concurrencia más baja desde 1922
20 de noviembre de 2007
El analista político Rosendo Fraga destacó que la concurrencia a sufragar este año fue de sólo el 71,8%, frente al 78,2% de las presidenciales de 2003. Sería la concurrencia más baja desde 1922.

Es que al parecer este 28 de octubre quedó demostrado que el interés de los ciudadanos por los candidatos políticos viene en picada. Los datos de las últimas elecciones presidenciales revelan la mayor caída del voto positivo desde los años ‘20.

La caída de este tipo de sufragio, que descuenta la no concurrencia, el voto en blanco y el nulo, entre la votación de 2003 y la de este año, fue de 6,4 puntos, de acuerdo al análisis realizado por el analista Rosendo Fraga, titular del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.

Los datos confirman la percepción acerca de la falta de interés de muchos argentinos por la política actual. El voto en blanco, que en la anterior elección presidencial fue sólo del 0,99%, ascendió al 4,8%, siendo el más alto desde 1963, cuando el peronismo estuvo proscripto y se votó de esta manera como forma de expresión política.

Fraga, en una columna de opinión publicada en el diario La Nación, destaca que de acuerdo a este fenómeno el voto por candidatos fue sólo del 65,9% del padrón, 9,6 puntos menos que cuatro años y medio atrás. Y es un dato para alarmarse, ya que si en 2011 cayera otros diez puntos, el voto positivo sería de sólo el 56%, lo que lo ubicaría en un lugar realmente crítico para un país con voto obligatorio.

Según Fraga, “urge abrir un debate franco y sincero sobre lo ocurrido, para evitar que siga sucediendo; es que si uno de cada tres votantes que integran el padrón electoral optan por no votar, sufragar en blanco o hacer un voto nulo, la legitimidad del sistema político puede comenzar a verse afectada”.