Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Tigre, un digno subcampeón
El "matador" cayó 1-0 frente a Argentinos Juniors en La Paternal y terminó detrás del campeón en una campaña brillante del equipo que dirige Diego Cagna
2 de noviembre de 2007
Tigre luchó hasta el final pero cayó hoy ante Argentinos Juniors por 1-0, resultado que frustró su sueño de obtener el título del torneo Apertura, aunque no empañó la excelente campaña realizada por los jugadores de Diego Cagna.

El gol de penal de Pablo Barzola a los 11 del complemento sepultó las chances de un Tigre que debía ganar y esperar que Lanús pierda su partido ante Boca (lo cual finalmente no sucedió) para llegar a un partido desempate ante los de Ramón Cabrero, noveles campeones del fútbol argentino.

El elenco de Diego Cagna no jugó un buen encuentro, estuvo por demás nervioso y una clara muestra de ello fue que terminó con nueve jugadores por las expulsiones de Juan Carlos Blengio y Santiago Morero, ambas en la etapa final.

Argentinos tomó la inciativa y salió con mucha dinámica a tratar de desnivelar el marcador en los primero minutos del juego. Hasta los diez fue un monólogo del equipo de La Paternal, que con las subidas de Martín Cabrera y Alvaro Pereira por los costados complicó a la última línea de Tigre, aunque todavía no lograba generarle peligro a Daniel Islas.

El conjunto de Diego Cagna pudo salir del asedio local gracias a las proyecciones por derecha de Martín Galmarini, quien logró sacar a su equipo desde el fondo.

A los 11, el propio "Patito" recuperó un balón en su campo, tocó para Sebastián Ereros y este tiró el centro al área desde el sector derecho para que Sebastián Rusculleda conecte con un cabezazo de sobrepique y el balón se vaya a centímetros del travesaño.

A partir de ese momento, el partido cobró mayor intensidad y aunque el balón transitó en demasía la zona media cobró un ritmo más interesante que al comienzo, por la vocacion ofensiva de ambos equipos.

A los 22, Juan Carlos Blengio sacó sobre la línea una remate cruzado de Cabrera y a los 33 Leandro Lázzaro, quien hasta ese momento había pasado inadvertido, desperdició un mano a mano ante Nicolás Navarro al tirar la pelota por arriba del horizontal.

En la segunda parte Argentinos salió mejor que su rival, tuvo mayor decisión para buscar el arco de Islas y no extrañó que a los once minutos abriera el marcador a través de un penal ejecutado por Barzola.

La jugada que derivó en la pena máxima se había iniciado con un pelotazo a Delorte, que recibió el balón y fue derribado luego dentro del área por Blengio, quien vio la roja por esa acción.

Herido en su amor propio, Tigre fue a buscar el empate pero se encontró con una ordenada defensa local y un seguro Nicolás Navarro.

Con la balanza inclinada hacia su lado, Argentinos aprovechó la ocasión para hacer circular la pelota y ponerle el rótulo de justo al resultado. En todos los que formaron parte de la historia de Tigre en este semestre, más allá de la amargura por no conseguir el torneo, quedará grabada la histórica campaña que cosechó en el Apertura al apoderarse nada menos que del subcampeonato, en su primera temporada en Primera tras 28 años de ausencia.