Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Boca vence por penales al Cruz Azul de México 4-2
El partido amistoso jugado en México le deparó al conjunto de Alfio Basile un triunfo desde el punto del penal, tras empatar 2-2. Se alzón con la "Copa 475"
23 de julio de 2006
Boca derrotó a Cruz Azul por penales (4-2), luego de igualar 2-2 en el tiempo reglamentario, y se llevó la "Copa 475" que estaba en juego.

Guillermo Barros Schelotto, en dos oportunidades, marcó para el elenco argentino, pero Gabriel Pereyra e Israel López, empataron para los mexicanos.

En la tanda de penales, anotaron para Boca Martín Palermo, Juan Krupoviesa, Daniel Díaz y Pablo Ledesma, mientras que para los mexicanos concretaron César Delgado y Rafael García, aunque Richard Núñez y Gerardo Torrado fallaron sus remates.

Boca no encontraba el rumbo, estaba desconectado en la mitad de la cancha y Guillermo Marino no podía hacerse el eje del equipo.

El elenco local estaba mejor parado, pero en la primera opción de peligro que tuvo Boca no perdonó: una serie de rebotes le dejaron la pelota a Palermo, quien habilitó a Barros Schelotto para que éste anotara con categoría.

Sin embargo, la alegría para los "xeneizes" duró poco, ya que cinco minutos después, Pereyra peinó un centro desde la derecha que descolocó a Migliore.

Pero Boca no contaba con la ayuda de Pérez, que salió lejos del área y no se entendió con el defensor Salvador Carmona, que le dejó la pelota servida a Marino. El enganche levantó la cabeza y lo vio solo al "Mellizo", quien marcó el segundo.

En el complemento decayó mucho el juego, que se hizo friccionado y poco vistoso.

Otra vez apareció Pereyra, para desbordar por la punta derecha y enviar un centro a la medialuna del área, que encontró a López sin marca, quien la bajó con el pecho y remató cruzado, para hacer estéril el vuelo de Migliore y estampar el empate.

El ex arquero de Huracán tendría una tapada fundamental cuando promediaba la etapa final, ya que le ahogó el grito a César Delgado y Javier Cámpora, los delanteros argentinos. Luego, en los penales, Boca aprovechó su efectividad.