Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Temen que el paro del campo derive en violencia
Los camioneros de Moyano dijeron que nadie les impedirá circular por las rutas. Y las entidades responsabilizaron al gobierno si se producen "enfrentamientos"
21 de marzo de 2008
Las entidades del agro CRA, Sociedad Rural, Federación Agraria y Coninagro responsabilizaron hoy al Gobierno de Cristina Kirchner por la "virulencia" que está
adoptando el paro del campo en diversos puntos del país.

A través de un duro y escueto comunicado, las cuatro cámaras salieron a fijar su posición ante un conflicto que parece camino de salirse de cauce y denunciaron que las declaraciones que hacen los funcionarios nacionales están llevando a más productores a
sumarse a la protesta.

"En las últimas horas, los dirigentes de las entidades agropecuarias hemos advertido que luego de cada declaración agraviante que realiza alguno de los funcionarios del gobierno nacional hacia nuestra medida de fuerza, se suman nuevos productores a las rutas, con más bronca, en esta verdadera rebelión que está protagonizando todo el interior del país", sostiene el comunicado.

En ese marco, las entidades dijeron que responsabilizan "a las autoridades nacionales por la virulencia que está asumiendo este conflicto".

Además, instaron al Gobierno a "abandonar su actitud y evitar que este justo reclamo agropecuario derive en un dramático enfrentamiento entre argentinos".

La declaración, de tono dramático, se produjo horas después de trascender que el gremio de los camioneros está dispuesto a romper los cortes de ruta que los productores protagonizan en distintos puntos del país.

A esto se sumaron duras declaraciones de diversos funcionarios que salieron a condenar la protesta agropecuaria.

En los últimos días numerosos piquetes espontáneos se sumaron en diversos pueblos del interior para reclamar contra el alza de las retenciones a la soja.

Más temprano, los ruralistas habían asegurado que el acatamiento al paro agropecuario es "prácticamente total" y advirtieron que se avecina "una rebeldía incontrolable" que está "rozando casi una pueblada" del interior del país.