Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Estudiantes le ganaba a Racing, pero se suspendió
El pincha lo dio vuelta y estaba ganando 2-1, pero a la Academia le expulsaron a tres jugadores y entonces la gente no se lo aguantó y provocaron incidentes. Suspendido
22 de marzo de 2008
El partido que Estudiantes le ganaba 2-1 a Racing Club, en Avellaneda, fue suspendido a los 33 minutos del segundo tiempo a raíz de serios disturbios que se produjeron en la tribuna local, en un partido correspondiente a la séptima fecha del torneo Clausura.

Los hechos de violencia comenzaron a registrarse a los 33 minutos del segundo tiempo cuando el árbitro Federico Beligoy expulsó a Maximiliano Moralez, dejando en ese momento a Racing con ocho jugadores porque antes había echado a Matías Sánchez y a Adrián Bastía.

Un grupo de simpatizantes de Racing reaccionó en forma violenta, arrojando piedras hacia el campo de juego y pese a que la policía en un momento pareció tener todo controlado, Beligoy decidió suspender el encuentro.

Todo comenzó cuando Moralez -algunos sostienen que fue casual- se llevó una pelota con la mano en la mitad de cancha, para llegar hasta al arco de Mariano Andujar y en esa jugada marcó lo que hubiera significado el gol del empate.

Beligoy, no se dio cuenta de que Moralez en el instante que tocó la pelota con la mano su asistente Gilberto Tadeo levantó la bandera anulando la jugada.

El talentoso jugador de Racing marcó el gol, pero cuando el árbitro observó a Tadeo, se acercó al juez de línea, quien le contó lo que había pasado, por lo cual, inmediatamente anuló el gol y le sacó la segunda tarjeta amarilla a Moralez, quien de ese modo se tenía que ir expulsado.

En ese momento reaccionaron los hinchas de Racing, no la barrabrava, que se quedó en el medio de la tribuna, y los simpatizantes arrojaron todo tipo de elementos hacia dentro de la cancha, por lo cual, Beligoy no tuvo más remedio que suspender el partido.

Antes de la segunda amarilla de Moralez el equipo de Miguel Micó había sufrido las expulsiones de Matías Sánchez y Adrián Bastía.

Al difícil presente de Racing lo único que le faltaba eran hechos de violencia dentro de su estadio y una suspensión de un partido, que con once, diez, nueve u ocho jugadores lo tenía perdido por su poco vuelo futbolístico.

Pero antes de la suspensión hubo un partido parejo, por momentos mal jugado, pero quedó claro que Racing no tiene ideas ni futuro con actuaciones como la de esta noche.

Estudiantes, que marcha primero en el torneo Clausura y lidera su grupo en la Copa Libertadores, sin hacer demasiado fue superior a Racing y, además, muy contundente a la hora de atacar.

Los dos entrenadores propusieron salir a atacar con tres hombres de punta, aunque la diferencia fue que Néstor Sensini, el técnico de Estudiantes, lo hizo jugando con tres delanteros, mientras que Miguel Micó puso uno solo (Facundo Sava), quien fue acompañado por Maxi Moralez y Claudio Fileppi, dos mediocampistas, y eso se notó.

Cuando el primer tiempo se iba sin pena ni gloria Adrián Bastía, el mejor de Racing, peleó una pelota cerca del área, se la cedió a Matías Sánchez, quien armó una jugada "inolvidable" por la derecha, a pura gambeta y amague, habilitando a Fileppi para que éste, sin oposición, de cabeza, señalara la apertura del marcador.

El primer tiempo había sido malo y no merecía un gol, pero Racing, sin fútbol pero como mucho empeñó lo buscó, lo consiguió y se pudo ir al descanso ganando 2-0, pero el travesaño le negó el segundo a Fileppi y en el rebote Mariano Andujar mandó al corner un buen cabezazo de Sava.

En el mejor momento del partido de Racing el equipo de Sensini dio vuelta la historia, en dos minutos, primero con un gol de Diego Galván, quien tuvo que empujar la pelota al arco luego de que un buen centro rasante que llegó desde la derecha, y luego Lázzaro, de cabeza, marcó el segundo.

A partir de ese momento llegó la desorientación de Racing, sufriendo las expulsiones de Matías Sánchez, Bastía y Moralez, para darle paso a los hechos de violencia que provocaron el final anticipado del partido.

Síntesis

Racing Club: Hilario Navarro (6); Roberto Bonet (5), Marcos Cáceres (6), Gabriel Mercado (6) y Gonzalo García (4); José Chatruc (5), Matías Sánchez (6), Adrián Bastía (7) y Claudio Fileppi (6); Maximiliano Moralez (6); Facundo Sava (3). DT: Miguel Micó.

Estudiantes de La Plata: Mariano Andujar (6); Marcos Angeleri (6), Leandro Desábato (8), Agustín Alayes (5) y José Basanta (5); Enzo Pérez (5), Iván Moreno y Fabianesi (7) y Leandro Benítez (5); Pablo Lugüercio (7), Leandro Lázzaro (6) y Pablo Piatti (6). DT: Néstor Sensini.

Gol en el primer tiempo: 41m. Claudio Fileppi (RC).
Goles en el segundo tiempo: 14m. Diego Galván (E) y 16m. Leandro Lázzaro (E).

Cambios en el segundo tiempo: en el inicio Diego Galván (7) por Pablo Piatti (E), 16m. Pablo Caballero por José Chatruc (RC), 27m. Diego Menghi por Marcos Cáceres (RC), 31m. Claudio Yacob por Gonzalo García (RC).

Incidencias en el segundo tiempo: a los 26m. fue expulsado Matías Sánchez, a los 30m. Adrián Bastía y a los 33m Maximiliano Moralez.
El partido fue suspendido a los 33 minutos del segundo tiempo a raíz de serios disturbios que se produjeron en la tribuna local.

Arbitro: Federico Beligoy (mal, debió aplicarle la segunda amarilla los 18m del primer tiempo a Gonzalo García por una falta, siendo ese su primer error grosero de varios que tuvo)

Cancha: Racing.