Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de noviembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Campo: retumba fuerte la amenaza de volver a las rutas
Pequeños y medianos productores no descartan la posibilidad de volver a protagonizar la medida de fuerza si el Gobierno no da "señales claras y contundentes", advirtieron
15 de abril de 2008
Los ruralistas mantiene viva la idea de volver a tomar las rutas.

Esta es la lectura que se traduce de varios productores que, en distintos medios de comunicación, salieron a plantear su situación después de la reunión entre los dirigentes del agro y el Gobierno.

"Quisiéramos ser optimistas, pero lamentablemente, por la señales oficiales, con un registro de trigo cerrado y demorado en arrancar las negociaciones, nuestras expectativas son más pesimistas", afirmó a LANACION.com Jorge Grimberg, mediano productor de trigo, cebada y carne en Bahía Blanca.

"Yo creería que esta es una situación diferente a las anteriores", dijo el ruralista dueño de 700 hectáreas sobre el papel de los presidentes de las entidades que decidieron la huelga. "Hoy, los dirigentes de las entidades van a tener que consultar a las bases porque sino se va a volver a generar un rechazo hacia ellos. Fueron sobrepasados por las bases, no van a poder tomar decisiones solos", aclaró.

Grimberg indicó que el paro del campo logró que se multiplicaran las asambleas que exigen “señales contundentes” al Gobierno, lo que para el hombre de campo se traduce en "la vuelta atrás inmediata con las retenciones, la apertura de los registros de trigo y una política agropecuaria seria, real y previsible”.

Desde Santa Fe, Juan Carlos Pujato fue más allá. Advirtió que el clima en la provincia está “bastante enardecido”, que los productores “esperan soluciones” y que están dispuestos a retomar el paro si la tregua llega su fin sin avances.

“Los productores están ansiosos: no confían demasiado en que se llegue a buen puerto. En la calle el descontento es general. Sobre todo entre los más jóvenes, que quieren definiciones, y, sino, están listos para volver a subirse a la ruta”, describió el productor de leche y soja en diálogo con LANACION.com.

“No tenemos muchas expectativas. Pareciera que no hay voluntad de solucionar los problemas”, aseguró a este medio Horacio Buitrago, un productor de trigo y carne de Torquist, al suroeste de Buenos Aires. “Realmente, lo que vemos es que los tiempos corren y que muchos de los temas que hoy están sobre la mesa del dialogo han estado en otro momento”.

Vale recordar que tras tres semanas de huelga, el 2 de abril pasado, las entidades decidieron una tregua para sentarse a negociar con el Gobierno.

Lo que pasará a partir de ahora está en manos de unos pocos. Será cuestión de que piensen en el bien común de la sociedad, y no en prácticas de poder autoritarias que sólo conducen a la desigualdad social.