Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de octubre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La cátedra de sexo de Natacha no dejó nada a la imaginación
La atrevida chica que se autodenomina experta en temas sexuales explicó cómo hay que hacer para que el sexo oral se vuelva el paraíso mismo. Para ser más explícita, uso un corcho y una copa y, con su lengua, por televisión mostró todo... ¡Ratones de pie que la chica cuenta detalles!
2 de octubre de 2009
En plena noche de "Bailando por un sueño" Natalia Jaitt le mostró al propio Marcelo Tinelli cómo entrenar la lengua para la práctica del sexo oral.

La maestra del sexo pidió una copa con agua y un corcho. Frente al conductor de "Showmatch" sacó su larga, poderosa y entrenada lengua y enseñó cómo meterla.

El ejercicio consiste en tratar de sacar el corcho de la copa utilizando la lengua, y repetirlo en reiteradas oportunidades hasta entrenar el músculo. Lo que Natacha afirma es que endureciéndola, se consigue mejorar luego la performance durante el sexo oral, según informa el portal minutouno.com.

Conocida su labor en el canal Playboy Tv y su experiencia en España, su paso por el Gran hermano de ese país y sus mediáticas apariciones en las que llegó incluso a tener un orgasmo en cámara por el método "tantra", la Jaitt es la más caliente -protagonizó sin exito un espectáculo en calle Corrientes con ese título- y si bien no quedó en el "Bailando..." dejó su marca hot una vez más y los ratones se le volaron a Tinelli y sus muchachos por todos los rincones del morbo posibles.

Subiendo la apuesta una vez más, el programa donde un jurado se deja escupir por 30 puntos de ratingy nada parece tener límites, ahora la "escuelita sexual" dejó en cámara la prueba del corcho y más de uno imaginó la lengua de Jaitt en otros recorridos. Ella, inmutable, porque de eso sí que sabe y en el fondo, dice, "no se come ninguna".