Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
13 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lula convocó al Mercosur para analizar la crisis global
El presidente brasileño llamó a una reunión extraordinaria a sus pares del bloque para discutir medidas. "Hace falta una acción internacional coordinada", aseguró
10 de octubre de 2008
El presidente de Brasil, Lula Da Silva, llamó a una reunión extraordinaria a sus pares del bloque para discutir medidas conjuntas

"Creo que tiene que haber una reunión", declaró Lula, cuyo país ejerce durante este semestre la presidencia rotativa del Mercosur, bloque que además de Brasil integran la Argentina, Paraguay y Uruguay.

Según Lula, el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, hará durante los próximos días los contactos necesarios para fijar la fecha y lugar de esa reunión extraordinaria, que tendría como único asunto la discusión de la crisis global.

El presidente brasileño insistió en que su gobierno preparó al país para hacer frente al derrumbe de los mercados globales, pero admitió que nada podrá impedir el impacto.

"Todos los países van a sufrir, aunque Brasil sufrirá menos que otros", pues si bien "la crisis es profundamente fuerte, Brasil está profundamente preparado", afirmó Lula en momentos en que la Bolsa de San Pablo interrumpía por tercera vez sus operaciones esta semana, tras perder más del 10% en media hora.

"Brasil tomó una vacuna y, si la crisis llega, será en proporción menor que en Estados Unidos y Europa", subrayó en declaraciones a periodistas en el Palacio presidencial de Planalto.

El presidente dijo sentirse alentado por indicadores económicos brasileños, entre los que citó a la tasa de empleo que sigue en alza, y las empresas estatales que mantienen una elevada capacidad de inversión.

Lula garantizó que el gobierno "acompaña la crisis económica con lupa" y garantizó que "nada" va a obligarlo a recortar presupuestos de los programas sociales o de los planes de inversión estatales.

En su opinión, el origen de la crisis está en la falta de control que ha habido sobre el sistema financiero y los mercados globales.

"Nadie puede negociar lo que no tiene. El movimiento de recursos en forma virtual, sólo vendiendo papel, es la causa de la quiebra financiera que está ocurriendo", sostuvo.

El líder brasileño insistió además en su tesis de que "hace falta una acción internacional coordinada y una reformulación de los bancos centrales de todos los países", a fin de ordenar el mercado financiero global y ponerle freno a la crisis.