Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
River no mejora nada y quedó último en solitario
Empató 1-1 con Newell's en el Monumental y ahora sí quedó solo en el fondo de la tabla de posiciones, en su peor racha en el fútbol argentino. Los de Simeone no mejoran
29 de octubre de 2008
El equipo que conduce Diego Simeone había comenzado ganando, con un gol al minuto y medio del juvenil Bou. Pero los rosarinos le empataron en el segundo tiempo, con un tanto de Bangioni. Los hinchas despidieron al equipo, que lleva diez fechas sin ganar, con silbidos e insultos.

“Hasta que no ganen, no salen”, fue el duro mensaje del entrenador de River, Diego Simeone, hacia sus dirigidos. Todos se quedarán concentrados hasta tanto consigan un triunfo, les dijo el DT, luego de las sucesivas y dolorosas derrotas ante Boca, en el superclásico, Chivas de Guadalajara, por la Copa Sudamericana y Gimnasia de Jujuy, el domingo último.

Enojado, desilusionado y con toda la bronca a raíz de los malos resultados, el entrenador intentó darles un sacudón a los jugadores ‘millonarios’, que parecieron asimilar las exigencias del ‘Cholo’ y salieron a exhibir ante Newell’s una actitud muy diferente.

Desde el inicio, evidenciaron su voluntad de presionar y exigir físicamente al máximo al conjunto rosarino, uno de los aspirantes al título y de muy buenas actuaciones en el presente Apertura. Encima, se encontraron con una pronta ventaja, cuando al minuto y medio de juego, el juvenil Bou realizó una buena diagonal -de izquierda a derecha-, recibió dentro del área un buen pase de Augusto Fernández y definió cruzado, fuerte y preciso, para establecer el 1-0.

A los 9 minutos, pudieron aumentar la diferencia con otra buena jugada por la derecha, que terminó en un centro bajo de Fernández, que no alcanzó a conectar el colombiano Falcao, casi en el centro del área. Por muy poco, el conjunto local no alcanzó el segundo tanto.

Sin embargo, con el correr de los minutos, Newell’s se adueñó de la pelota y comenzó a acorralar a River contra su arco, aunque casi no inquietó a Vega. Apenas un intento individual de Fabbiani, siempre peligroso para los defensores, que tapó con el cuerpo el arquero Vega y un cabezazo de Schavi, a las manos del guardavallas, fueron las aproximaciones de los rosarinos.

En el segundo tiempo, el conjunto de Simeone dispuso de espacios para contragolpear, pero careció de precisión y lo terminó sufriendo. A los 10 minutos, Bou intentó habilitar a Buonanotte, pero el arquero Peratta se anticipó al mal pase del juvenil y le tapó con el cuerpo la jugada al mediocampista ‘millonario’. Apenas tres minutos más tarde, la ‘Lepra’ alcanzó la igualdad, luego de una serie de rebotes dentro del área, que finalmente aprovechó Bangioni para empujar al fondo de la red.

Quiso reaccionar River, que tuvo un par de ocasiones como para llevarse los tres puntos: a los 35 minutos, se distrajo la defensa ‘leprosa’ y Buonanotte apareció dentro del área por el sector izquierdo, pero su definición cruzada salió desviada; a los 38m. un tiro libre de Abelairas salió apenas junto al palo derecho y a los 40m. Salcedo remató por encima del travesaño, luego de una buena asistencia de Buonanotte.

Entonces, la postal se repitió una vez más en el Monumental: el ‘Cholo’ Simeone gritó y gesticuló ante cada avance de su equipo, pero sus dirigidos no encontraron el rumbo, adolecieron de ideas claras y los hinchas despidieron a los jugadores con silbidos e insultos.

Los números lo dicen todo: el ‘Millonario’ alcanzó la peor racha de su historia, con diez partidos consecutivos sin triunfos, y quedó en el último lugar de la tabla de posiciones, en soledad, con apenas 8 unidades.