Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Si el sexo es de noche, los efectos son diferentes
A ellos los hace dormir profunda y relajadamente, pero a ellas las despabila, de acuerdo con un estudio español, que en realidad quería medir alteraciones del sueño
14 de noviembre de 2008
A ellos los relaja y a ellas, las altera. Esa parece ser la conclusión que sacaron en España tras analizar qué les pasa a las personas después de tener sexo. Según un estudio presentado por Eduard Estivill, director de la Unidad de Alteraciones del Sueño del Hospital General de Cataluña, tener relaciones sexuales a la noche pone a los hombres a dormir, pero despabila a las mujeres.

El sexo antes de ir a dormir es positivo para el hombre porque, después de alcanzar el orgasmo, se acelera su proceso de descanso. Sin embargo, la mujer permanece durante más tiempo estimulada y logra relajarse más tarde, según explicó al diario 20 Minutos de España.

Según el estudio, el mejor momento para despertarse es después de haber pasado del sueño profundo al superficial. Y nada mejor que la luz para ayudar en ese proceso. O casi.

El médico le explicó al diario español que, los besos y las caricias también ayudan a abrir bien grande los ojos por la mañana. Y que los argentinos, brasileños y españoles -en ese orden- son los que más se despiertan a puro mimo, mientras que los japoneses apenas aprovechan esa costumbre.

Estivill, que además de dirigir la Unidad de Alteraciones del Sueño del Hospital General de Cataluña es miembro de la American Sleep Disorders Asociación Americana de Desórdenes del Sueño y de la Sociedad Europea de Investigaciones del Sueño, explicó que el material o la dureza del colchón no es tan importante como se cree a la hora de dormir. Y que lo fundamental es que la persona se encuentre cómoda en la cama.