Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La mitad de los argentinos, con riesgo cardíaco por comer mal
Un informe de la Fundación Cardiológica Argentina reveló que uno de cada dos personas se alimenta mal y podría padecer diabetes e hipertensión. Qué hacer para prevenirse
19 de noviembre de 2008
La mala alimentación, de acuerdo con lo señalado en un informe de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), es un componente importante entre los factores que pueden causar enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en la Argentina.

La FCA alertó que la comida argentina dista bastante de ser ideal, ya que según los datos de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, por lo menos uno de cada dos argentinos incrementa su riesgo cardiovascular por sus malos hábitos alimenticios.

En ese sentido, precisó que el 49% de la población tiene sobrepeso u obesidad, el 45% agrega sal a las comidas y el 35% consume pocas frutas y verduras, lo que predispone a las personas a afecciones como diabetes, hipertensión arterial y colesterol alto.

Las dos principales causas de muerte cardiovascular son la enfermedad coronaria, que el 50% de los casos es atribuible a la hipertensión y el 20% al colesterol elevado, y la cerebrovascular, la cual el 60% sucede por hipertensión y 20% por colesterol alto.

Liliana Grinfeld, presidente de la FCA, comentó que "un estilo de vida poco saludable, vinculado a una mala nutrición con exceso de grasas saturadas, grasas trans y azúcares refinados y de poca fibra, agregado al sedentarismo, son unos de los principales causantes de las enfermedades cardiovasculares".

Grinfeld indicó que "según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80% de las muertes prematuras por enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular se prevendrían siguiendo una dieta sana, haciendo actividad física regular y dejando el cigarrillo".

Guillermo Fábregues, vicepresidente de la FCA, afirmó que "en el ranking de las medidas preventivas de factores de riesgo cardiovascular, la alimentación ocupa uno de los primeros lugares".

Fábregues sostuvo que "una mala alimentación puede generar enfermedades y una buena alimentación puede prevenirlas".

El cardiólogo opinó que "hoy asistimos a una epidemia de obesidad, diabetes e hipertensión y esto se debe fundamentalmente a una inadecuada alimentación y al sedentarismo, lo que tiene que ver con el estilo de vida moderno" porque agregó que "es más fácil comprar un chocolate o un helado que una fruta".

En ese sentido, Susana Gutt, integrante del Grupo de Alimentación y Nutrición Saludable de la FCA, consideró que "la tendencia adecuada sería reducir en forma gradual el consumo de sal agregada a los alimentos, utilizar mayor cantidad de especias y hierbas aromáticas y aderezos caseros".

Gutt destacó la importancia de "evitar el uso de alimentos envasados o conservas que contienen mucho sodio agregado como conservante o aditivo y evitar el empleo de grasas saturadas como manteca, crema y quesos duros, reemplazándolos por otras opciones más saludables que sean bajas en grasa".

La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo señaló que la ingesta inadecuada de frutas y verduras ocasiona el 31% de la enfermedades coronarias y 11% de las cerebrovasculares.

La alta ingesta de grasas saturadas y trans se encuentra asociada con un aumento de eventos cardiovasculares, mientras que el aumento de consumo de grasas poliinsaturadas puede prevenirlos.

En tanto, que los especialistas sostienen que el consumo de sodio presente en la sal de mesa y gran cantidad de alimentos preparados y de conserva es uno de los principales causantes del aumento de la presión arterial, y se ha relacionado directamente con la ocurrencia de eventos cardiovasculares.