Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Obispo dijo que "cámaras de gas existieron para desinfectar"
En otra declaración revulsiva del sector lefebvriano de la Iglesia, un prelado italiano puso en duda el Holocausto judío y desató estupor en la comunidad mundial
29 de enero de 2009
El religioso Floriano Abrahamowicz, jefe de la comunidad lefebvriana del noreste de Italia, declaró saber "que las cámaras de gas existieron al menos para desinfectar".

"Sé que las cámaras de gas existieron al menos para desinfectar, pero no sé decir si provocaron muertos o no, porque nunca profundicé la cuestión", declaró el religioso tradicionalista.

En una entrevista al diario Tribuna de Treviso, Abrahamowicz sostuvo que "toda esta polémica sobre las declaraciones de monseñor Richard Williamson respecto de la existencia de las cámaras de gas, es una poderosa instrumentalización en función anti-Vaticano".

"Williamson simplemente expresó su duda y su negación, no tanto del Holocausto, como falsamente dice la prensa, sino del aspecto técnico de las cámaras de gas", agregó el religioso.

Según el sacerdote, "el negacionismo es un falso problema porque se detiene en métodos y cifras y no responde a la sustancia del problema".

"Si monseñor Williamson hubiese negado ante la televisión el genocidio de 1.200.000 armenios por parte de los turcos, no creo que todos los diarios habrían hablado de sus declaraciones en los términos en que lo están haciendo ahora", destacó.

El gobernador de la región Véneto, Giancarlo Galán, tras conocer las afirmaciones del religioso, afirmó que los curas que niegan el Holocausto deberían quitarse el hábito talar.

"No sé si se puede hablar de ignorancia o de pura locura o de una aberrante elección política", prosiguió, comentando los dichos de Abrahamowicz.

"De todos modos, los sacerdotes que niegan la Shoah, que niegan las cámaras de gas, harían bien en sacarse ese hábito y algunos de estos que se encuentran en el Véneto, como es el caso de Abrahamowicz, harían mejor en abandonar este lugar, quizás refugiándose en uno de los campos de exterminio nazis", ironizó Galán.