Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un príncipe en las Malvinas
William, hijo de Lady Di, hará instrucción militar en las Islas, en el marco de su primera misión militar. Gran Bretaña lo envía para que sirva como piloto de la RAF
2 de febrero de 2009
El príncipe William, segundo en la línea de sucesión a la Corona británica, será enviado a las islas Malvinas en su primera misión militar al extranjero como piloto de rescate de la Royal Air Force (RAF).

La información fue publicada ayer por el periódico inglés Sunday Telegraph y da cuenta de que William, de 26 años, pasará unos tres meses en las islas en el marco del curso que realiza, de un año y medio de duración, para convertirse en piloto de búsqueda y rescate, según reprodujo este lunes el diario Clarín.

La decisión de enviar a William a Malvinas implica un fuerte gesto político del Reino Unido en la controversia con la Argentina por la soberanía de las islas. Es muy difícil pensar que la diplomacia británica no haya sopesado el significado de la presencia del príncipe en las islas, en calidad de militar en actividad, y como primer miembro de la familia real británica activo en las fuerzas armadas en viajar desde 1982.

Clarín quiso saber cuál era la reacción oficial al respecto pero hasta anoche la Cancillería no dio a conocer ninguna consideración.

El príncipe Andrés, tío de William, había sido desplegado a las Malvinas durante la guerra, en la que se desempeñó como piloto de helicópteros para la Royal Navy a bordo del portaaviones HMS "Invincible". Andrés volvió a las islas en 2002 pero ya retirado del servicio activo. Entre sus actividades, visitó entonces el cementerio argentino en Darwin. (Ver: "El otro...")

Los detalles del envío de William a las Malvinas fueron revelados en el portal de noticias de la RAF News, una publicación interna del Ministerio de Defensa en Londres. El artículo fue titulado "Wills enfrenta examen difícil en las Falklands en su debut de Búsqueda y Rescate" y agregó que el príncipe será enviado a las islas una vez que apruebe el curso de vuelo de la RAF.

Ese despliegue significará que William tendrá que pasar un período prolongado de tiempo alejado de su novia, Kate Middleton, de 27 años, en medio de fuertes especulaciones por un inminente anuncio de boda. La pareja no ha pasado demasiado tiempo separada y se afirma que Malvinas será un gran examen de prueba para la joven inglesa.

William, que tiene el rango de Oficial de Vuelo de la RAF, decidió ser piloto de rescate luego que las autoridades le hicieron saber que nunca estaría destinado en zonas de guerra por ser el segundo en la línea de sucesión al trono. Las tareas de rescate incluyen también acciones en emergencias civiles.

William es el mayor de los dos hijos del matrimonio entre el príncipe Carlos y y la princesa Diana, fallecida en 1997 en un accidente automovilístico en París, junto a su pareja de entonces, el millonario egipcio Dodi Al-Fayed.

El Telegraph aseguró que el destino de las islas Malvinas es uno de los más impopulares entre los militares británicos, principalmente por su distancia de Gran Bretaña y su clima inhóspito.

La base militar de las islas cuenta con 500 efectivos, en su mayoría miembros de la RAF que vuelan en aviones Tornado y helicópteros Sea King, y unos 100 soldados de infantería. Aunque las tropas están estacionadas "para impedir agresiones militares contra los territorios británicos de ultramar en el Atlántico Sur", según Defensa no hay "chance alguna" de que las islas sean "atacadas" nuevamente por la Argentina.

Las islas del Atlántico Sur son una de las zonas de mayor desafío para los pilotos de rescate de la RAF, por los fuertes vientos y mares embravecidos.

Aunque las noticias sobre la familia real, muchas veces glamorosas, suelen ganar espacio en la prensa del corazón, William está siendo preparado como un futuro líder y a eso obedece su paso por las fuerzas armadas. Antes de ser transferido a la RAF, llegó a ser teniente de un regimiento de Caballería del Ejército.

Su primer período en la RAF le trajo algún inconveniente a Defensa, que tuvo que atajar las críticas por permitirle ir en helicóptero militar a una fiesta de graduación de su primo y a la casa de su novia.