Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Reutemann: "No fui colgado en la pollera de nadie en la lista"
De esta manera, el senador rechazó las críticas de Néstor kirchner, quien indirectamente le dijo "traidor" y lo acusó por "ahora sentarse en la mesa de los enemigos"
25 de febrero de 2009
Las reacciones de los indirectamente aludidos ayer por Néstor Kirchner cuando embistió contra los "traidores" no se hicieron esperar.

El primero en responder fue Carlos Reutemann, que esta mañana arremetió con dureza contra el ex presidente y volvió a defender su ruptura con el Frente para la Victoria.

"No fui colgado de la pollera de nadie en ninguna lista", aseguró el ex gobernador de Santa Fe. La frase fue una réplica directa a una de los pasajes más duros del discurso que Kirchner pronunció ayer durante un acto en San Fernando.

"Cristina está demostrando valentía frente a la crisis, mientras otros que fueron colgados de su boleta se esconden tras un sillón o se sientan a la mesa del enemigo!", había exclamado ante los militantes reunidos en la sede comunal del PJ. Fue uno de los pasajes más duros de su encendido mensaje.

Por otra parte, tal como había hecho la semana pasada cuando anunció su alejamiento de las filas del kirchnerismo, Reutemann aludió a su condición de santafecino para justificar la ruptura.

"Ddefiendo lo que la gente en su momento me eligió. Fui elegido en la provincia de Santa Fe por los santafesinos", remarcó en declaraciones a radio Continental.

El senador reforzó su defensa. "No defiendo a nadie, no soy lobbista de nadie, no tengo 40 mil hectáreas en Villa Cañás, no soy un pool sojero", arremetió. Y completó con una ironía: "Tengo producción personal de la extensión de dos macetas".

El ataque. Los dirigentes que decidieron romper con el oficialismo fueron ayer el principal blanco de Kirchner. El jefe del PJ cuestionó la velocidad con la que empezaron a tomar forma los acuerdos de la oposición con miras a las elecciones de octubre y, por primera vez desde que inició sus incursiones públicas de campaña, usó la palabra traición.

Habló de ella tres veces cuando le pidió a sus hombres que defendieran al Gobierno: "¡Es preciso profundizar el modelo! No se explica por qué algunos están desesperados por un voto más. No sé por qué traicionan. El que traiciona una vez traiciona siempre", exclamó, según el diario La Nación.

Su discurso incluyó duras críticas a los temas que suele abordar casi sin excepción cada vez que habla en público: la descripción de la crisis internacional, los elogios a las políticas oficiales, las críticas a la "Alianza residual" y al peronismo disidente, los ataques a "los monopolios mediáticos" y el rechazo al Fondo Monetario Internacional (FMI).