Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Tinelli se animó: vuelve el humor político en año electoral
Tras siete años de ausencia, en la TV otra vez se volverá a ironizar sobre la actualidad política. Tinelli lanza "Gran cuñado". Rial sería el conductor y Cristina y Néstor participantes
22 de marzo de 2009
La última vez que se hizo humor político en la Argentina fue en la etapa previa a la caída de Fernando de la Rúa.

Justamente, semanas antes del desastre, el entonces presidente hizo una incursión bochornosa en el programa que conducía Tinelli, y donde era imitado con cierta sorna.

Ahora, y no muy a gusto de la Casa Rosada, volverá "Gran cuñado", con la imitación de políticos en la "Casa".

El actor y humorista Martín Bossi deberá componer a la Presidenta. Dice que la responsabilidad no lo amedrenta, y que si ella se ofende es, en verdad, un problema de ella.

“Gran Cuñado” será uno de los segmentos con los cuales Tinelli e Ideas del Sur planean festejar los veinte años de VideoMatch/ShowMatch –que este año se llamaría Video ShowMatch, y volvería al aire algún día no precisado entre el 20 y 28 de abril próximo–, señala el diario Perfil.

La estrategia es reproducir, en tiempo presente, todo aquello que fue exitoso en algún momento del ciclo, con fuerte acento en el humor –es decir, antes de que los distintos gerundios (bailando, patinando, etc.) se apropiaran del programa–.

Así, regresarán no sólo las cámaras ocultas –buena parte de las cuales ya fueron realizadas– sino también “Deportes en el recuerdo” o el dúo de poetas que componían Pablo Granados y Pachu Peña.

Está pautado que el programa salga al aire cuatro días a la semana, al término de Valientes. La apertura, dicen, será una parodia de la serie Lost, con los distintos integrantes del elenco –Tinelli incluido– saliendo de los vestigios de un avión caído.

Se sabe que habrá un “Bailando Kids”, que irá una vez por semana –al menos al principio: luego podría haber modificaciones de acuerdo con la respuesta del público (léase rating)–, donde los niños mostrarán sus dotes para las danzas ante un jurado compuesto por Reina Reech, Miguel Angel Cherutti y Laura Fidalgo –esta última aún no firmó contrato, pero fuentes de la productora dan como un hecho su participación–, y falta definir el cuarto –contra lo que se suponía, Dady Brieva no será de la partida porque no se llegó a un acuerdo, y Flavia Palmiero nunca estuvo en los planes de la producción–.

También, que en el primer programa habrá una participación especial de Antonio Gasalla –en Ideas desean que el capocómico esté presente en más programas, pero aún no pudieron cerrar el trato–, y también tendrán participaciones especiales –léase esporádicas– Guillermo Francella y Miguel Angel Rodríguez.

Si bien en Ideas del Sur se remiten a una supuesta estrategia de mantener en secreto el “operativo festejo”, lo cierto es que hubo muchas filtraciones con relación a la mayoría de los componentes del programa en ciernes. Hay, claro, una excepción. Un secreto guardado bajo siete llaves, si se quiere. Es, claro, el “Gran Cuñado” que, se sabe, podría transformarse en el mayor recurso de Video ShowMatch en este 2009.

La política como juego (y como farsa). El esquema de esta edición de “Gran Cuñado” –que, al menos en un inicio, irá una vez por semana– será el mismo que el de las entregas previas: la escenografía creada por Ideas del Sur –y ubicada en el estudio secundario que posee la productora sobre la calle Olleros– imitará la de Gran Hermano, con un living-comedor, dormitorios, confesionario y muchas ventanas, y una vez a la semana el público votará qué político –o imitación de político– deberá abandonar el encierro.

Los participantes/personajes serán entre 17 y 18 –actualmente en Ideas del Sur debaten el ingreso del decimoctavo, que sería Luis D’Elía–, y de acuerdo con los datos que pudo recabar PERFIL, hay trece que son seguros: Cristina Kirchner, Néstor Kirchner, Alicia Kirchner, Aníbal Fernández, Felipe Solá, Francisco de Narváez, Elisa Carrió, Mauricio Macri, Fernando de la Rúa, Sergio Massa, Julio Cobos, Daniel Scioli y Alfredo De Angeli. Los cuatro restantes, de acuerdo con distintas fuentes, estarían entre Hugo Moyano, Guillermo Moreno, Lole Reutemann, Hermes Binner y Luis Juez.

Se sabe que Gladys Florimonte interpretará a Alicia Kirchner –ya la componía en teatro, durante la temporada de verano– y Freddy Villarreal hará lo propio con Fernando de la Rúa.

Incluso habrá actores que se harán cargo de dos personajes, como Martín Bossi, a quien le tocó en suerte Mauricio Macri –con el que ganó la tercera edición del “GC”– y nada menos que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, figura que, según trascendió, tendría a lo largo del programa diversos problemas con sus numerosos pares de zapatos.

“Yo le doy la misma importancia a hacer de Cristina que a hacer de Elton John –dice Bossi–. Igual, me honra que me haya tocado ella. Copiar a una presidenta de las cualidades de Cristina me divierte, porque me divierte hacer una mujer política que da discursos. No porque la admire o no. A mí me emociona más hacer a Sandro, a Rodrigo o a Freddie Mercury. Lo que pasa es que no admiro a los políticos, y al no admirarlos... Me llaman mucho más la atención los artistas, la gente del mundo del espectáculo, o los deportistas.”

Luego de que circulara la noticia de que Tinelli haría una nueva edición de “GC”, la AFIP visitó Ideas del Sur. Antonio Gasalla ya lo había dicho en PERFIL: “Te pueden mandar a la DGI en silencio y no sabés quién; yo tuve inspectores en el escritorio de mi contador tres años, y después viene alguien que te advierte que tengas cuidado”.

“Yo ni quiero imaginar que le hayan mandado la AFIP a Marcelo porque dijo que no estaba de acuerdo con el Gobierno en ciertas cosas –dice Bossi–. Prefiero creer que los políticos son inteligentes, que la Presidenta es muy inteligente. Si uno piensa distinto y por eso le mandan a la AFIP, significa que estamos en una dictadura. Quiero creer que, en el caso de Marcelo, la visita de la AFIP fue una casualidad. Con todo lo que está pasando, los políticos deberían estar ocupándose de otras cosas, y no de estas nimiedades. Acá muere gente, no pueden detenerse a pensar en algo que en definitiva es un segmento dentro de un programa. Por favor, que reine un poco de humor.”

En 2008, la Presidenta aprovechó un acto masivo en la Plaza de Mayo para quejarse de una caricatura de Hermenegildo Sabat. Con el antecedente aún fresco, el panorama se presenta dificultoso para “Gran Cuñado”.

“Creo que Cristina es una mujer inteligente –dice Bossi–, que carga con la responsabilidad de llevar adelante un país, y por lo tanto tiene que saber que el humor es muy importante para la población. Si yo saliera a burlarme, bueno... Pero yo lo voy a hacer con el respeto que me merece una presidenta, que es el mismo respeto que le tengo a cualquiera. No tengo miedo. Igual, en el teatro hay un lema: el personaje tiene que ser creíble y querible. Yo voy a componer una Cristina creíble y querible.”

Habrá que ver, entonces, cómo le va en el voto telefónico una semana tras otra, justo en el año que dijo desear que no haya avalancha de comicios constantes.