Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En Showmatch llegó el "apocalipsis": se fue Lilita
Se salvó la presidenta Cristina, quien lloró pero "no de emoción". Fueron salvados los personajes de Alfredo de Angeli, el piquetero Luis. Alto rating, humor y una fuerte crítica
19 de mayo de 2009
Por Roberto Aguirre Blanco

Lilita cumplió el sueño de alcanzar el 53,8 por ciento de los votos pero en este caso fue una pesadilla ya que significó ser la primera expulsada de la casa de "Gran Cuñado", en el ciclo de Marcelo Tinelli.

En la definición el público votó para la salida de Lilita y salvar en el filo de la navaja a la presidenta Cristina, que esperó la decisión muy nerviosa y con llanto.

"Estoy tristísima pero seguiré trabajando desde afuera", fueron las últimas palabras de Lilita al irse del ciclo mientras dentro de la casa Néstor y sus seguidores festejaban.

En primera instancia fue salvado el chacarero Alfredo que solo reunió el 10,3 por ciento de los votos y fue ovacionado desde la casa por el vicepresidente Julio y recibió el enojo de Néstor quien lo mando a cocinar.

En segundo término, el conductor invitado Jorge Rial, anunció el siguiente salvado, el piquetero Luis quien sobrellevó todo "su odio" y sumó solo 25,7 por ciento de los votos.

La primera eliminación de "Gran Cuñado" en "Showmatch" alcanzó picos de 29,5 por ciento antes del inicio de la expulsión con más de 15 puntos de ventaja sobre "CQC" y conviertiéndose además en el programa más visto del lunes.

La casa estaba que ardía y sus integrantes no dejaron de hacer notar sus novedades luego del primer fin de semana en el concurso que consagrará al político con más aceptación desde su caricatura.

La presentación de los presidentes Sarkosy, Lula y Obama, contando las repercusiones de la primera semana de “Gran Cuñado” y rematando con el concepto que “toda semejanza con la realidad, es pura coincidencia”, se le sumó las carcajadas de los periodistas que invitaban a escuchar a estos mandatarios.

Mientras tres de los cuatro nominados hablaron dentro de la casa, la presidenta Cristina optó por mostrarse ausente y dejar que su verborrágico esposo, Néstor, hablara con Tinelli.

En ese marco volvió a cargar contra “Clarín” que le dio equivocado el resultado de Racing.

Luego de su grito de guerra: “¿Qué te pasa Clarín?”, hubo lugar para la soledad de Cobos , “me dejan fuera de todo” y para las actitudes “solidarias” del gobernador Daniel y el “amiguismo” de Massa.

Luego llegó el turno de “patota” Moreno que “apretó” la mejor “máquina” que sabe manejar: la calculadora del Indec.

Uno de los mejores momentos dentro de la casa fue el segmento de la diva Nacha quien se quejó por la falta de “memoria peronista” de sus "compañeros" y así mandó al frente al gobernador Daniel, quien no sabe “cuando es el día de la Lealtad”.

“Daniel confundió el Día de la Lealtad con el día de la Bandera que es el 9 de julio” gritó Nacha quien no aceptó estar equivocada y amenazó renunciar a la candidatura si alguien la contradecía.

Otro momento de fuerte humor crítico fue cuando el personaje de Aníbal Fernández cargó contra Tinelli y en defensa de la presidenta Cristina habló de los movimientos del conductor en su vida privada, con secuencias detallada de sus salidas de su casa y llamados telefónicos. Humor espía.

Luego, los cuatro nominados pasaron el estudio de “Showmatch” donde cada uno expuso por que debía quedarse en la casa y allí si habló la presidenta Cristina, en un juego verborrágico con Tinelli que rozó momentos hilarantes.

La presidenta aceptó cinco preguntas de Tinelli y solo respondió a cuatro de ellas por considerarlas “pobres” y luego se enojó con el animador, quien muerto de risa no dejaba de apoyarse en el hombro de la mandataria.

“¡Respétame, carajo!”, decía el personaje presidencial protagonizado con una máscara muy convincente por el imitador Pablo Bossi.

Para la definición fue invitado el conductor original de los últimos “Gran Hermano”, el periodista Jorge Rial quien fue el encargado de leer los nombres de los dos primero salvados y posteriormente la definición que quedó entre las dos mujeres contendientes de la última elección presidencial.

En la casa había muchos nervios en Néstor y sus acólitos quienes esperaron el resultado de la votación telefónica ante el llanto ¿emotivo? de la presidenta y los gritos desaforados de su marido.

Néstor amenazó: "si te expulsan, no dudes, mañana te vas a quejarte al programa de la Canosa”, competidora acérrima de Rial.

El resultado dejó como primera expulsada a Lilita quien se fue dando terribles vaticinios sobre el futuro, mientras la presidenta recuperó la compostura, se olvido en segundos del llanto, y se subió nuevamente al atrio mientras Tinelli repetía “estamos en el horno”.

El martes habrá nuevos nominados y seguramente el país hablará de esta noche donde los políticos fueron escarbados en sus peores tics a caballo de grandes risas, que dejará también el espacio paras aquellos que saldrán a defender la imagen presidencial.

Ya se dijo: al fin y al cabo, solo es ficción y las coincidencias son mera casualidad. O, no.