Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Fuerte caída de las reservas del BCRA por el pago de deuda
Cayeron U$S 1548 millones para pagar los Boden 2012. El mercado consideró buena noticia que la Argentina cumpliese su compromiso y pagara U$S 2.250 millones
3 de agosto de 2009
Con la intención de dar una señal a los ahorristas en el actual contexto de fuga de capitales, el ministro de Economía, Amado Boudou, recalcó hoy la voluntad del Gobierno de pagar el mayor vencimiento de deuda del año y señaló que esa decisión tendrá "un efecto neutro" en las reservas del Banco Central (BCRA).

El Gobierno efectuó el pago del vencimiento de un cupón de Boden 2012 por un monto de 2250 millones de dólares y, aunque algunos economistas estimaban que se abonaría, en parte, con reservas de la entidad que dirige Martín Redrado, Boudou afirmó que los fondos saldrán en su totalidad del Tesoro Nacional.

Lo cierto es que hubo que sacrificar divisas. Según un comunicado emitido por el BCRA, se registró una caída en las reservas del US$ 1514 millones en relación al cierre del viernes. Esto "obedece a que en el día de la fecha se procedió al pago de amortización de capital de los Boden 2012", detalla. Y agrega que también se concretó un pago de US$ 42 millones por préstamos al BID y BIRF.

Así, el total de las reservas quedó en US$ 44.514 millones, un "máximo histórico", según destaca el Gobierno.

La entidad comandada por Redrado aclara: "El procedimiento consistió en la compra de dólares de las reservas del BCRA realizada con pesos por parte de la Tesorería, mecanismo utilizado habitualmente para concretar esta clase de operaciones".

En el comunicado se enfatiza en destacar lo "habitual" de la operación, y se citan los ejemplos de dos pagos de alerededor de US$ 3000 millones al FMI, en 2003 y 2004.

En otras palabras, justifica la autoridad monetaria, "la operación no provoca efecto patrimonial alguno para el BCRA, ya que al mismo tiempo que se produjo la reducción de uno de sus activos (las reservas), también disminuyó en la misma proporción su pasivo".

Desde el punto de vista monetario, indica en Central, "la operación es estrictamente equivalente a la que hace cualquier agente económico privado cuando accede al mercado cambiario, en cuanto a que el respaldo de los pasivos monetarios brindado por las reservas no sufrirá ninguna alteración". Esto se atribuye a la compra de dólares por parte del Tesoro, al tipo de cambio vigente, "entregando a cambio los pesos correspondientes".

Esta mañana, en un acto en el Ministerio de Economía, acompañado por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray y la ministra de la Producción, Débora Giorgi, Boudou dijo que se trata de "un hecho muy importante cumplir los compromisos y pagar las deudas". Esto hizo que los bonos en moneda extranjera avanzaran con fuerza esta tarde.

Además estimó que, pese a las dudas que siguen existiendo sobre las estadísticas oficiales y la falta de acuerdo con el Club de París y los holdouts (aquellos bonistas que quedaron fuera del canje de deuda en 2005), la "Argentina puede estar volviendo a los mercados voluntarios de crédito".

"Tenemos todos los dólares listos para hacer ese pago. Se compraron escalonadamente con superávit fiscal y están depositados en una cuenta del Banco Nación", había dicho la semana pasada el titular del Palacio de Hacienda con el objetivo de dar una señal de confianza a los ahorristas en medio de un contexto de fuga de capitales.

"Hay una serie de medidas que hay que ir tomando [para volver a los mercados voluntarios]. Hay que hacerlo desde punto de vista de lo que está pasando en nuestro país. Podemos ir a cualquier negociación, pero no podemos hacer ninguna cosa que implique un ajuste", estimó el ministro en declaraciones a C5N.

"Vamos a seguir trabajando mucho en la política de desendeudamiento. Hoy, honrando esta deuda estamos resolviendo un problema", señaló el funcionario. El Boden 2012 fue implementado como opción para los ahorristas afectados por el corralito financiero en 2002.