Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Iglesia: "Hacen falta políticas de Estado para atacar a la droga"
El obispo Jorge Lozano reclamó acciones concretas para sacar a los jóvenes de las adicciones. Relacionó el tema con la pobreza. Pidió no condenar a consumidores
27 de agosto de 2009
El titular de la Comisión Nacional de Pastoral de Drogadependencia de la Iglesia, monseñor Jorge Lozano, hizo un pedido urgente para que se implementen “políticas de Estado” que permitan atacar con contundencia el flagelo de la droga en la Argentina y ratificó las críticas eclesiásticas hacia el último fallo de la Corte Suprema de Justicia que despenalizó la tenencia de marihuana para consumo personal en mayores de edad.

“El problema de la droga en el país no se reduce a un fallo de la Corte Suprema de Justicia o una Ley del Congreso, sino de una seria política de Estado al respecto, donde todos los sectores de la sociedad colaboren para sacar a los jóvenes de estas adicciones”, sostuvo en una entrevista con Asteriscos AM, por radio El Mundo.

Lozano planteó, además, su preocupación por considerar que el fallo reciente de la Corte Suprema de Justicia pueda enviar un “mensaje equivocado” para los jóvenes.

“No puede ser que esta decisión provoque en la juventud que la idea que consumir cigarrillos de marihuana está bien, porque el planteo que se hacen es elemental: si la Corte no lo sanciona, está permitido. Eso puede hacer que los jóvenes tengan actitudes permisivas”, alertó el obispo.

Luego, no sin cierta crudeza, el obispo de Gualeguaychú remarcó que con la justificación de la defensa de las “libertades individuales de algunos” no se esté dejando de garantizar la de otros más expuestos.

“¿Quién defiende las libertades de una nena de 12 años, por ejemplo, que se prostituye haciendo sexo oral en la Plaza Once por cinco pesos para ir corriendo luego a comprarse Paco?”, disparó el obispo de Gualeguaychú.

El prelado sostuvo también que otra causa del crecimiento de las adiciones en los jóvenes está vinculada con los niveles de pobreza, y la exclusión de la educación y el trabajo.

“Muchos fueron excluidos del sistema educativo por ser repetidores o abandonar el estudio sin que nadie los apoye para seguir. Tienen muchos un gran vacío existencial con la idea de para qué vas a estudiar si no conseguís trabajo”, señaló.

En esa línea, el obispo agregó que los niveles de adicciones en la droga entre los adolescentes han crecido muchísimo en los últimos tiempos “como así también el alcoholismo en adultos que no consiguen trabajo”.

Además, consideró una “buena noticia” si como sociedad todos los sectores pueden “encarar el tema para poder conversarlo”.

“Al adicto no pretendemos que sea tratado como delincuente, pero debe ser atendido en lugares con contención y no dejados en la calle, en las plazas o en los pasillos de la villa porque de ahí hay un paso para delinquir ante la necesidad de más droga”, señaló.