Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno niega
El ministro de Planificación, Julio De Vido, calificó de "locura" una versión de que se iba a restringir el consumo en espectáculos públicos en el verano
7 de octubre de 2006
Casi todos los días el gobierno debe salir a negar la posibilidad de unja crisis energética.

Ahora, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, rechazó la posibilidad de restricciones en el suministro eléctrico por la llegada del verano.

Ante versiones que indicaban que podría aplicarse un ahorro en el consumo eléctrico a través de la suspensión de espectáculos nocturnos o con la reducción horaria en centros comerciales, el ministro expresó: "Nunca jamás el Ministerio ni yo hemos propuesto semejante locura".

"Desmiento total y taxativamente que vaya a haber reprogramación, relocalización horaria o restricciones en las vidrieras de los shoppings o en los espectáculos de fútbol o teatro", subrayó.

De Vido indicó que las versiones sobre dificultades en el suministro eléctrico obedece "a los desvelos de los que ven un cuco a cada paso" y que abogan por que "la Argentina entre en un proceso de crisis energética".

El funcionario insistió en que "va a haber flujo eléctrico totalmente normal" en el período estival y alertó sobre los rumores que se echaron a correr "justo el día después de anunciarse una de las obras más importantes del plano energético argentino".

Se trata del Gasoducto Transpatagónico inaugurado ayer por el presidente Néstor Kirchner, "una obra que llevará gas a más del 40 por ciento de la población de la tercera productora de gas de la Argentina, que es la provincia de Chubut", consideró.

Para De Vido, la versión sobre una eventual crisis "es una parte más de la enorme operación mediática, avalada por algunas empresas energéticas, que buscan presionar al Gobierno para que aumente las tarifas, sobre todo residenciales, cosa que el Gobierno no va a hacer", enfatizó.

El ministro fue terminante al refutar que pueda haber restricciones para el uso de electricidad en las vidrieras de los shoppings o espectáculos públicos, como el fútbol y el teatro. "El Gobierno no lo pide ni lo pedirá", aseguró el jefe de Planificación.