Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
River con autoridad
Dos goles de Higuaín y uno de Farías permitieron un triunfo claro 3 a 1 sobre Boca, que incluso pudo ser más amplio. El equipo de Passarella fue letal y está a un punto de los dirigidos por La Volpe
8 de octubre de 2006
River fue práctico y letal y así se pudo quedar con el superclásico del fútbol argentino por 3-1 y poner el rojo vivo el torneo Apertura 2006, con un Gonzalo Higuaín efectivísimo y un Fernando Belluschi que comenzó a ganarse al público "millonario".

Ahora River quedó a un punto de Boca en el certamen, ya que los "xeneizes" tienen 22 puntos y los de Daniel Passarella suman 21 unidades.

Los goles de River fueron marcados por Higuaín a los 29m y 53m, y Ernesto Farías, a los 68m, en tanto que Boca había igualado transitoriamente a través de Rodrigo Palacio sobre los 31m.

Boca terminó con diez hombres por la expulsión de Matías Silvestre (75m), por doble amarilla.

El superclásico comenzó con todo. River perdió a Federico Domínguez por lesión, tras chocar con Jose María Calvo.

River llegó con peligro a los 5 minutos con un remate de Higuaín que devolvió el poste izquierdo de Bobadilla, que no pudo contener.

Sin embargo con el correr de los minutos Boca se hizo dueño del juego, con el trabajo de Gago y las subidas de Cardozo.

En el mejor momento de Boca llegó el gol de River, cuBoca no tardó en ando Belluschi ejecutó un tiro libre, combinó con Zapata y luego de una serie de rebotes dentro del área Higuaín definió con un taco ante la pasividad de Bobadilla.

Pero Boca no tardó en contestar, porque una muy buena combinación entre Gago y Palacio dejó al delantero solo frente a Nasutti dentro del área. El bahiense lo eludió y definió con un remate cruzado ante la salida de Carrizo.

El partido estaba 1-1, con gran emotividad, aunque ninguno de los dos equipos estaba jugando bien, porque estaban imprecisos, sin sorpresa y apelando más al error del rival que a un acierto propio.

Lo mejor llegó en el segundo tiempo, donde a los 53m Higuaín combinó con Belluschi para luego quedar mano a mano con Bobadilla. Lo eludió y definió con un zurdazo impecable.

Ahí River se colocó en el papel que mejor le cupo, defendiendose atrás y saliendo rápido de contragolpe con la conducción de Belluschi y la velocidad de Higuaín y Farías en la delantera.

River llegó al tercer gol con una perfecta habilitación de Belluschi para Farias y una mejor definición del delantero por debajo del cuerpo de Bobadilla.

En ese instante Boca perdió a Martín Palermo, por lesión y La Volpe metió a Franzoia y Delgado, por Calvo y el goleador, en busca de mayor oxígeno en el mediocampo.

No obstante, River esperó bien plantado a los "xeneizes" y así pudo aprovechar cuanta ocasión tuvo a su favor, aunque careció de "fineza" en el último toque, porque sino podría haber sido una goleada histórica.

Passarella ni siquiera echó mano a Marcelo Gallardo, suplente de lujo en el superclásico, y el planteo le dio el resultado esperado.

Los hinchas de Boca se fueron masticando bronca, por la pérdida del invicto justo ante el rival de toda la vida, mientras que los de River se ilusionan con pelear el titulo.

Síntesis:

RIVER 3 - BOCA 1.

Arbitro: Horacio Elizondo.

Cancha: River.

River: Carrizo; Tuzzio, Nasuti, Lussenhoff y F.Domínguez; Ferrari, Domingo, Belluschi y Zapata; Higuaín y Farías. DT: Daniel Passarella.

Boca: Bobadilla; Calvo, Silvestre, Díaz y Morel Rodríguez; Ledesma, Gago, Cardozo y Dátolo; Palacio y Palermo. DT: Ricardo La Volpe.

Goles: 29m Higuaín (RP), 31m Palacio (BJ)

Cambios: 8m Abelairas por Domínguez (RP), 67m Andrés Franzoia por Neri Cardozo (BJ), 72m Marcelo Delgado por Martín Palermo (BJ), 72m Nicolas Bertolo por José M. Calvo (BJ), 92m Radamel Falcao García por Gonzalo Higuaín (RP).