Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Dejan de filmar una obra de García Márquez por "pedófila"
Una denuncia frenó la versión cinematográfica de la polémica Memoria de mis putas tristes, la última novela del escritor. Dicen que la obra hace "apología de la trata de niñas"
7 de octubre de 2009
Por José Calero y Carina Barber

Una denuncia detuvo la versión cinematográfica de "Memoria de mis putas tristes", una novela olvidable de Gabriel García Márquez, un autor excepcional pero que en al menos dos de sus obras revela cierto costado oscuro basado en enfermizas relaciones de hombres mayores con jovencitas, como ocurre en este trabajo seguramente poco meditado, y en la fantástica "El amor en los tiempos del cólera".

Tal vez, el extraordinario autor de Cien años de soledad debería reflexionar sobre el impacto que sus novelas pueden provocar en mentes enfermas que ven en los niños objetos sexuales, una práctica que debería desterrarse.

Seguramente no fue su intención, pero Asteriscos.Tv considera que el contenido puntual de esas dos novelas es, por lo menos, reprochable en un autor mayúsculo como García Márquez, ganador del Premio Nobel de Literatura.

El mundo sexual se va complicando y enturbiando cada vez más, y los artistas deberían no dejar dudas sobre la inmoralidad de la violación o el sometimiento de menores.

El proyecto cinematográfico se detuvo, habiendo quedado sin el 20 por ciento de su financiación -a cargo del gobierno provincial de Puebla- luego de que la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República de México contra el filme y sus responsables, por considerar que se trata de una "apología de la trata de niñas".

Habrá que recordar que Memoria de mis putas tristes es la historia de un anciano, asiduo concurrente a prostíbulos, que para celebrar su cumpleaños número 90 le paga a una madama para que le consiga una joven virgen.

Teresa Ulloa, directora regional de la Coalición contra el Tráfico, denunció que filmar una película que promueva la pederastía representa un riesgo, "principalmente en un país donde este delito crece con la tolerancia y complicidad de las autoridades", según informa el diario Clarín.

Alzó la voz también, contra el rodaje de la historia de García Márquez, la periodista Lydia Cacho, quién en su columna aparecida el lunes en el diario el Universal, cuestiona la decisión del autor de llevar a la pantalla esta historia, "en el momento en el que el mundo está luchando contra ola creciente explotación sexual comercial de niñas y adolescentes".

La periodista -que advierte además que si el libro tuvo un alcance limitado, el filme terminará en televisión y será de alcance masivo- encendió la alarma sobre las personas que están detrás de la realización de esta versión cinematográfica, lo que parece ser el detonante más profundo de la polémica.

Vamos por partes: la película estaba proyectada como una coproducción entre México, España y Dinamarca, financiada por las firmas mexicanas Televisa y Femsa, y además, por el gobierno de Puebla, a cargo de Mario Marín. Ahí está el punto: este gobernante fue señalado por Lydia Cacho como cercano a redes de pederastas, en el libro Los demonios del Edén.

Tras esa publicación, la periodista fue detenida, en 2005, bajo cargos de difamación.

También la productora cinematográfica Bertha Navarro intervino a favor de la cancelación del rodaje y le envió un correo al director del filme, el danés Hanning Carlsen, en el que decía que de aceptar el financiamiento estatal estaría "siendo financiado por la mafia más indignante que oculta la red de pedofilia de tráfico de niños". Entonces, con la polémica en crecimiento, el gobierno de Puebla anunció ayer, que "el financiamiento sería cancelado, para cerrar el paso a cualquier controversia que lo involucre directa o indirectamente sobre el tema de la pederastía".

"Están censurando una obra fílmica sin conocer ni el guión ni la versión del director", protestó el codirector Ricardo del Río.

Y agregó: "Nos han dado un golpe mortal porque no podemos aventurarnos a filmar sin todos los recursos. Será difícil que esto salga adelante porque ya se politizó".

Del Río afirmó, además, que García Márquez "está enterado y no concibe cómo una obra cultural se ha politizado".

Por su parte, Ulloa, quien lleva adelante la denuncia, concluyó: "No queremos meter a la cárcel a García Márquez, lo que quisiéramos es que no se filme la cinta".

Asteriscos.Tv considera que la trata de personas y las violaciones son delitos que rayan la lesa humanidad y que deberían ser castigados con penas más severas, por la humillación, el ultraje y el daño irreparable que representan para las víctimas.