Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los problemas sexuales que desvelan a los hombres
Cada vez son más los que se animan a buscar soluciones. Los mayores de 40 años encabezan el ranking de consultas. Conozca las causas y sepa qué hacer en cada caso
27 de noviembre de 2009
Con la llegada del viagra y el fin de los problemas sexuales como tema tabú, los hombres se animaron a consultar sobre su vida sexual a los especialistas. En consecuencia, de los cuarenta años para arriba, son cada vez más aquellos que se vuelcan a los consultorios sexológicos en busca de una solución. Pero, ¿qué los lleva a realizar la visita médica?

Los hombres que más consultas realizan, según explica a Perfil.com la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, son aquellos que ya superaron los 40 años. Antes de esa edad, se presentan algunos casos de falta de líbido, en su mayoría sin disfunción erectil, producto de una ansiedad generalizada, un ataque de pánico o un cuadro de depresión.

Médica Clínica y Endocrinología, Rodríguez Zía detalla que, a partir de los 40, a las causas anteriores se le agregan otros motivos, relacionados con la edad, como las consultas por disfunsion eréctil producida por diabetes y por la toma de medicación que las provocan. “Por ejemplo los antihipertensivos, cosa que a esa edad ya comienza a ser una epidemia (Hipertensión junto con hipercolesterolemia y obesidad)”, aclara.

“A los 50 años las consultas por disminución de la libido y disfunción eréctil son motivadas por la andropausia, que es la disminución progresiva en el hombre de las hormonas masculinas por envejecimiento”, completa la especialista. En el rango de las consultas provenientes de personas mayores a los 60, a los motivos mencionados se le agregan “la enfermedad vascular, que ya llegó en forma silenciosa a los vasos sanguíneos del aparato genital, además de corazón y cerebro”.

Si bien las consultas sobre disfunsiones sexuales han aumentado durante los últimos años, la mayoría de los pacientes acude a los consultorios en compañía. “En la mayoría de los casos son acompañados por sus parejas”, cuenta Rodríguez Zía. La iniciativa, sin embargo, es casi siempre del hombre, “aunque en algunos casos de timidez o por depresión es impulsado por su pareja”.