Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
6 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Al Qaeda apunta a Gran Bretaña
Fuentes de seguridad británicas aseguraron que su país es el objetivo número uno del grupo terrorista liderado por Osama Bin Laden
19 de octubre de 2006
Los ataques terroristas del 7 de julio del año pasado contra el sistema de transporte londinense serían apenas el comienzo de las operaciones de Al Qaeda en Gran Bretaña, país que, según fuentes de seguridad británicas, se ha convertido actualmente en el blanco principal de la red terrorista.

Los especialistas, citados por la BBC y el periódico The Guardian, creen que Al Qaeda se está convirtiendo en Gran Bretaña en una red cada vez más organizada y sofisticada y representa hoy un riesgo mayor que el que nunca representó para esa nación, aliada estratégica de Estados Unidos a nivel global y en particular en sus operaciones en Afganistán e Irak.

Los fuentes citadas aseguraron que el grupo terrorista está operando con una estructura de células interrelacionadas, cada una de las cuales tiene un líder que puede ser, al mismo tiempo, reclutador y preparador de voluntarios, "cerebro" de atentados y encargado de financiar –a través de operaciones fraudulentas- la compra de armas y partes de explosivos.

También se mostraron convencidas de que se están reclutando activamente voluntarios ya no tanto en las mezquitas como en las universidades y grupos comunitarios. La afirmación tiene un fuerte vínculo con la polémica iniciativa lanzada recientemente por el gobierno de Tony Blair para ordenar a los profesores que espíen a sus alumnos musulmanes, fuertemente rechazada por alumnos y docentes.

Las opiniones de las fuentes de seguridad están incluidas en un informe al que aluden tanto The Guardian como la BBC que menciona también la presunción de que se realizan tareas de "entrenamiento" y "adoctrinamiento" de terroristas tanto en el Reino Unido como en Pakistán.

Las advertencias llegan después de que trascendiera a la prensa la polémica iniciativa para espiar a los estudiantes musulmanes y en medio de una creciente ola de críticas por los resultados de las operaciones en Irak y Afganistán, entre las que se cuentan, incluso, las de ex jefes militares británicos en ambos países.