Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
6 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Caos en Haití: la ONU reparte alimentos sólo a las mujeres
El organismo advirtió que los hombres provocan disturbios o roban la ayuda. En cambio, ellas son las "garantes de una justa distribución de alimentos a la familia"
1 de febrero de 2010
Las Naciones Unidas (ONU) lanzaron una nueva fase en el reparto de alimentos en Haití para asegurarse de que las provisiones lleguen con éxito a todos los afectados por el devastador terremoto que destruyó Puerto Príncipe.

Trabajadores del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) comenzaron a repartir los cupones alimentarios en 16 puntos de distribución. Pero sólo tendrán acceso a esos cupones las mujeres, ya que ellas son, para la ONU, las "garantes de una justa distribución de alimentos a la familia" y aseguran que esa ayuda no será ni vendida ni intercambiada.

En el desorden que se generó luego del catastrófico terremoto del 12 de enero, los hombres muchas veces empujan para llegar al frente de las filas de entrega de alimentos y otras veces directamente roban las provisiones de otros. Así, los más necesitados suelen quedarse sin nada para comer, según informaron fuentes de la ONU.

Desde el domingo pasado, las mujeres, consideradas las "representantes del núcleo familiar", pudieron intercambiar los cupones del PMA por 25 kilogramos de arroz por familia en los puestos de distribución de Puerto Príncipe.

De esta manera, al confiarles el alimento a las mujeres, se puede alcanzar el mayor número de personas de modo justo, según advirtieron en la ONU.

Asimismo, se calcula que en los próximos 15 días deberían ser atendidas a través de estos centros dos millones de personas afectadas. Sin embargo, funcionarios de la ONU afirmaron que aún no lograron entregar ayuda alimentaria a todas las víctimas del sismo.

La seguridad es otro desafío para el organismo, ya que las mujeres solas pueden ser asaltadas con la carga por bandas o por personas hambrientas. Por eso, el PMA coordinó con los militares locales, con los estadounidenses y con las fuerzas de estabilización de la ONU para dar contención ante cualquier desborde. La nueva fase también tiene como objetivo aumentar la calidad de los productos. Con el arroz, la ONU busca volver a proveer de alimentos más cercanos a los hábitos haitianos que las raciones militares de comida que se distribuían hasta ahora.